Cómo Limpiar los Brackets

Cuidar los brackets es cuidar nuestra boca

Los brackets son un invento que nos dará una dentadura nueva y cambiará nuestra sonrisa, mejorando notablemente nuestra imagen. Pero el éxito de esta herramienta de la ortodoncia depende en buena parte de la limpieza y el cepillado, y hoy te enseñaremos cómo se realiza.

Los brackets, en la práctica, no son un elemento natural para nuestras bocas. Se acoplan a los dientes, los obligan a moverse y lo que es peor, tapan una parte de la superficie de la dentadura durante mucho tiempo, en ocasiones durante años seguidos.
Un cepillado a fondo evita que se acumulen bacterias entre medio de los brackets, y previene infecciones o sangrados producidos por el contacto del metal con el diente y las encías. Cosas que, en mayor o menor medida, pueden hacer retrasar la acción de la ortodoncia, tardando más tiempo en adquirir la sonrisa perfecta. Por eso, el cepillado a diario y siempre después de cualquier comida te será de vital importancia.

Cómo cepillarse los dientes con brackets

El primer paso es preparar la boca para el cepillado. Esto es, retira cualquier elemento de la ortodoncia que no sea fijo, como fundas o elásticos. Continua acoplando la pasta de dientes al cepillo, el cual no tiene porque ser diferente del que se usa sin ortodoncia (aunque se agradece que tenga unas cerdas más suaves), y procede a cepillar.

No solo debes cepillar la dentadura, sino también todas las piezas de brackets fijas existentes. Eso significa tanto los arcos (utilizados para agrandar la mordida) como los puentes, que van de diente a diente, y por supuesto, los brackets en sí. Más concretamente, deberías cepillarte empezando por la cara exterior de la dentadura, tanto por encima, por debajo, como en los propios brackets, así como en la parte interior de los dientes.
Hay gente que cepilla diente por diente y hay otros que primero se limpian toda la dentadura exterior, después la parte de masticar (la superficie de las muelas) y finalmente la parte interior: ambas opciones son válidas.

Sea como sea, al llevar ortodoncia el cepillado exige más dedicación. Piensa que un cepillado correcto evita infecciones, torceduras de brackets (por presión de un trozo de alimento que no se ha limpiado), encías sangrantes y por supuesto, también mejora tu salud bucal, que es independiente de llevar ortodoncia o no.

Por último, recomendamos también el uso de hilo dental una vez al día (basta por la noche) para llegar donde las cerdas del cepillo no llegan, y si se necesita (por infección o encías sangrantes), también recurrir a un elixir de enjuague bucal de farmacia, no más de una vez por día.

Sigue todos estos consejos y conseguirás que tus brackets estén siempre limpios, evitándote molestias innecesarias y el hecho de llevarlos durante más tiempo.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Limpiar los Brackets, te sugerimos que visites nuestra sección Salud bucal.

Esta nota te fue útil?
4 valoraciones.
El 50% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social