Cómo Limpiar las Juntas de los Azulejos

Truco para Limpiar las Juntas

Con el paso del tiempo, el tránsito, el roce y la suciedad normal del ambiente, se va haciendo necesario hallar maneras eficientes de limpiar las juntas de los azulejos, que van acogiendo todos esos depósitos y que quedan expuestas a la formación de moho y hongos, tomando un aspecto bastante desagradable.

Los limpiadores comerciales prometen dejar tanto las juntas como también los cerámicos impecables, pero la experiencia nos ha demostrado que no es del todo cierto. ¡Basta de eso!. Con este truco simple podrás limpiar la suciedad en las juntas del piso o muros de cerámicos muy fácil, y casi sin esfuerzo.

Cómo limpiar las juntas con vinagre. Limpieza de las juntas en pisos y paredes. Truco para limpiar las juntas en pisos de cerámico

© Depositphotos.com/geo-grafika

Imagen 1. Para hacer este trabajo sólo necesitas agua, vinagre, bicarbonato y jugo de limón.

Prepara la zona

Ya sea la caja de la ducha, el cuarto de baños, la cocina, o cualquier piso y muro revestido, el primer paso es hacer una limpieza inicial. Usa tu propio método de limpieza a partir de la suciedad que haya. Si hace mucho que no limpias estas superficies, o si hubo mucha tierra en el ambiente, prueba limpiando primero con la mopa o el trapo de piso y sólo agua, enjuagando el elemento regularmente y renovando el líquido. Esto eliminará la suciedad suelta y preparará la zona.

Luego, debes quitar la suciedad adherida, si fuera necesario. Para ello, mezcla una parte de vinagre blanco en dos partes de agua (la del grifo está bien) y “trapea” o pasa la mopa, para desengrasar, eliminar moho y hongos, y quitar lo sucio de hace más tiempo. Si se tratara de un muro revestido en azulejos, hazlo frotando un paño en esta solución de agua y vinagre. No hace falta que fricciones con demasiada fuerza, pero sí asegúrate de que todo quede mojado en esta solución. Ahora, toma unos 30 minutos de descanso para relajarte, y para dejar que el vinagre actúe por su cuenta.

Limpieza de las juntas en azulejos y cerámicos

Llega el momento de limpiar las juntas del piso y muros con una solución muy eficiente y que no exige esfuerzo. No es magia, sino ciencia. Y para ello confiamos, como siempre, en dos ingredientes seguros.

En un cuenco, mezcla bicarbonato de sodio con jugo fresco de limón, agregando el líquido lentamente y revolviendo, pues recuerda que reaccionará y hará burbujas. Agrega el limón de a gotas; la idea es formar una pasta con algo de consistencia. Cuando la tengas, simplemente ponla con la yema de tus dedos sobre las juntas de los azulejos. Cubre todas las que contengan pastina: esta solución funciona por contacto. Y luego, ¡toma otro descanso!

Pasados unos 15 a 20 minutos, regresa a la limpieza. Este es el único paso en el que tendrás que hacer algo de esfuerzo, aunque no será ni la mitad de lo que hacías antes. Usando un cepillo de limpieza (o un viejo cepillo de dientes) repasa en una sola dirección sobre la pasta, humedeciendo en agua regularmente. La fuerza que hagas dependerá de cuánta suciedad haya acumulada, así que ve revisando el trabajo hecho para ver si necesitas algo más de fuerza, o un simple repaso. Recuerda: cuantas más veces hagas este trabajo, más fácil será en la próxima ocasión.

Finalizado el cepillado, termina la labor con un enjuague de agua sola o con la mezcla de agua y vinagre (usando un paño, la mopa o el trapo de piso), y deja secar al aire o con paños suaves y que no dejen pelusas.

Con esta técnica fácil y usando ingredientes seguros podrás limpiar las juntas del piso, quedando brillante e impecable.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Limpiar las Juntas de los Azulejos, te sugerimos que visites nuestra sección Orden y Limpieza.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social