Cómo limpiar la pileta plástica

Limpiar la pileta plástica

Cuando comienza la época de calor, notamos que nuestra querida pileta plástica ha quedado casi olvidada durante el invierno, y nos llega a la mente la desesperante idea de su suciedad y mal estado. Por suerte, hay formas sencillas de limpiar la pileta y prepararla para que sea pintada o llenada, y así comenzar a disfrutar del verano.

Pasos para limpiar la pileta plástica del patio

Lo más común en las piletas plásticas de subsuelo (las que quedan debajo del nivel del suelo, como empotradas en el piso) es haberlas dejado con agua durante la época de frío, para que no se deforme ni sufra demasiado de las inclemencias del tiempo. Por una cuestión de sanidad y salubridad, seguramente hemos colocado cloro al agua, lo que facilitará ahora la tarea de limpieza.

Retirar restos sólidos. Nos valemos de la paleta (la cuchara de red mosquitera) para retirar hojas y suciedades de grandes dimensiones, haciéndola deslizarse por el suelo y por los laterales de la pileta, para despegar las suciedades adheridas. Intentaremos retirar la mayor cantidad posible de suciedades antes de utilizar el filtro.

Retirar el agua. Ya retirados los restos sólidos y de grandes dimensiones, procedemos a usar el filtro y la bomba, ya sea fija o portátil. En este caso no debemos recircular el agua, ya que se encuentra demasiado sucia, y esto saturará el filtro que necesitaremos para su mantenimiento durante la época de uso. En su lugar, hacemos un desagote o vaciado de la pileta, siempre en horas más frescas, y aprovechando el agua para el riego (esta agua suele contener microorganismos y residuos orgánicos muy beneficiosos para las plantas).

Limpiar manualmente. Una vez sin agua la pileta, debemos hacer una limpieza manual, con la ayuda de trapos y cepillos, y un balde con agua y lavandina. Con esto, desinfectaremos la pileta a fondo, de forma tal que los microorganismos que pudieran haber quedado atrapados en los poros y marcas de la pintura no afecten luego el agua durante el uso estival de la pileta. Cuando terminamos de desinfectar la pileta a fondo, enjuagamos con una manguera y retiramos el agua, esta vez sin llevarla a las plantas (la lavandina será perjudicial para tu pasto y plantas).

Ciertamente se trata de una tarea agotadora, pero muy efectiva y rendidora. Si hacés un buen trabajo, sólo deberás hacer esta limpieza profunda una vez al año, y luego tan sólo mantener el agua de uso de la pileta con la bomba y la paleta. Es una tarea que vale la pena hacer, y con buena música y una bebida fresca, seguramente en sólo unas horas la vas a haber cumplido.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo limpiar la pileta plástica, te sugerimos que visites nuestra sección Orden y Limpieza.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social