Cómo limpiar el biberón o la mamadera

Consejos para limpiar mamaderas y biberones

La limpieza será más efectiva y fácil, si lo hacemos antes que la leche o el jugo se seque. Antes de hervir los biberones, es bueno cepillar el interior para eliminar todos los restos que pudieran haber quedado adheridos, prestando una mayor atención en la zona de la rosca.

Ahora lo colocamos en una olla lo suficientemente grande para que entre cómodo y la llevamos al fuego. Ya hervidos, los colocamos en la heladera.

Algunos médicos recomiendan esterilizar los biberones hasta los 4 meses y otros hasta los 9 meses. Tu pediatra te dirá hasta cuando es conveniente para tu hijo.

Pasado este tiempo, ya no es necesario hervir ni las tetinas ni los biberones, siempre y cuando el agua corriente que usemos sea apta para el consumo humano y la preparación se realice con una muy buena higiene previa de nuestras manos. Luego de que el niño lo use, solo hay que lavarlo con agua caliente, detergente y un cepillo adecuado. Si tienes lavavajillas, puedes ubicar la mamadera o el biberón dentro.

Recuerda que una higiene inadecuada facilitará el desarrollo de bacterias y gérmenes que pueden atacar a tu pequeño.

Gracias por leer Cómo limpiar el biberón o la mamadera, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?
4 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social