Cómo limpiar el acrílico

Cómo limpiar las superficies de acrílico

El acrílico está mucho más presente de lo que suponemos en nuestra vida diaria. Muebles, utensilios y hasta decoraciones de todo tipo lucen este material que reemplaza de magnífica manera al vidrio y al cristal, menos propenso a rupturas, aunque susceptible a las suciedades comunes.

Para aprender a limpiarlo y mantenerlo en perfecto estado, aquí te contamos algunos trucos sencillos que puedes aplicar usando lo que ya tienes en casa.

Primeros pasos para limpiar el acrílico

El primer paso es analizar la suciedad que tiene el material. Para eso, toma un paño limpio y suave, que no deje pelusas, y repasa la pieza en todos sus recovecos, para retirar el polvillo suelto y analizar la presencia de manchas profundas.

Si notas suciedades más extensas, como barro o tierra asentada por haber mantenido el objeto en exteriores, simplemente colócalo bajo el agua del grifo y deja que el agua, a su paso, vaya retirando la suciedad. No raspes con ningún elemento, pues la misma suciedad podría dejar rayas y manchas en el acrílico. Sólo coloca la pieza bajo el grifo o en el jardín y deja que se limpie por su cuenta. Luego escurre y seca a presión (no frotando) con un paño suave, limpio y seco.

Productos para limpiar acrílico

Para limpiar el acrílico debes utilizar paños suaves y limpios, que no dejen pelusas ni tengan costuras o hilados gruesos, pues podrían crear rayas en la superficie. También debes asegurarte de hacer la limpieza con pequeños movimientos lineales y nunca circulares, pues estos provocan marcas que pueden dañar el acrílico.

Ante manchas simples, uno de los mejores productos a utilizar es el limpiador de vidrios y cristales. Simplemente rocía la pieza y repasa con un paño suave y limpio, para luego resaltar el brillo del elemento con otro paño suave y seco.
Si prefieres una solución más natural a prueba de grasas y suciedades, haz un preparado de dos partes de vinagre blanco de alcohol con una de agua destilada. Agita bien, aplica con pulverizador, y repite el procedimiento explicado.

El detergente para lavar la vajilla es sensacional para quitar suciedades, pero puede dejar manchas en el acrílico. Además, es un producto que debe ser frotado para accionar su poder limpiador, y esto también puede dejar residuos en el material. Úsalo siempre disuelto en agua tibia, aplicando con golpecitos y una esponja, y enjuaga abundantemente.

El enjuague es también un punto a observar, pues los productos abrasivos mal enjuagados dejan un minúsculo residuo del mismo sobre el acrílico, lo que propicia el resecamiento y el resquebrajamiento del material. Esto creará manchas y marcas, y dejará el acrílico vulnerable a roturas por acción del clima, por calor o por la misma sequedad del ambiente.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo limpiar el acrílico, te sugerimos que visites nuestra sección Orden y Limpieza.

Esta nota te fue útil?
17 valoraciones.
El 59% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social