Limpiador Casero para Sartenes Delicadas

Limpiador Casero para Superficies Delicadas

Los elementos de cocina de cerámica y superficies delicadas que se rayan fácilmente suelen sufrir un destino conocido luego del momento de cocinar: quedan en remojo toda la noche, esperando que el agua templada afloje esas suciedades adheridas y facilite su higiene sin marcar su zona de contacto. Pero tenemos la solución a esta situación: hacer nuestro propio limpiador casero, suave y gentil con las superficies delicadas, a la vez que poderoso, ¡y sumamente económico!

Cómo hacer el limpiador casero para ollas y sartenes

Haz este limpiador casero para ollas y sartenes delicadas mezclando en un bol 1 taza de bicarbonato de sodio con 2 cucharadas generosas de jabón de Castilla líquido, de la fragancia que prefieras (recuerda que los cítricos aportan ese delicado aroma a "limpio"). Asegúrate de romper los grumos y cúmulos del bicarbonato, mientras distribuyes el jabón líquido para lograr una textura de arena gruesa.

Una vez logrado, agrega lentamente y sin dejar de revolver, 1/4 taza de agua tibia, para lograr una crema algo espesa pero suave y homogénea. Finalmente, agrega unas 5 gotas de aceite esencial o esencia de la que prefieras, si quieres. Lo mejor es usar la misma del aroma del jabón de Castilla, para potenciar la fragancia del producto (aunque es opcional incorporarlo).

Conserva este limpiador para ollas y sartenes delicadas en un frasco o botella plástica con tapa de buen cierre. Usamos elementos plásticos para poder presionar y facilitar luego la extracción del producto. Si notaras que el limpiador es demasiado espeso como para embotellar, agrega algunas cucharadas más de agua.

Cómo usar el limpiador casero

Luego de cocinar, deja entibiar los elementos y enjuágalos con agua caliente para retirar la suciedad suelta. Luego, y ya a menor temperatura, vierte una pequeña cantidad del limpiador casero en la olla o sartén, y esparce por toda la zona con una esponja suave. Agrega una o dos cucharadas de agua (no tan caliente) y deja actuar 15 a 20 minutos, quizás incluso mientras haces la sobremesa.

Luego, simplemente repasa con un paño o esponja suave, en largos movimientos circulares. Quiar las suciedades adheridas es una cuestión de constancia, no de fuerza: no frotes, repasa suavemente tantas veces como fuera necesario. Agrega agua caliente tras repasar, y finalmente enjuaga con agua caliente para terminar la limpieza.

Recuerda limpiar las ollas y sartenes delicadas por dentro y también por fuera, fundamentalmente en la base, para mejorar su capacidad de distribuir el calor de manera pareja. Por último, seca con calor o con paños de papel, y disfrutalas como si fueran nuevas.

Si deseas leer más artículos similares a Limpiador Casero para Ollas y Sartenes Delicadas, te sugerimos que visites nuestra sección Orden y Limpieza.

Esta nota te fue útil?
13 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social