Cómo liberarse de las tarjetas de crédito

Eliminar las tarjetas de crédito

Con las tarjetas, no solo las deudas se acumulan sino también, como consecuencia de estas, se acumulan problemas en el trabajo, en la familia y en la salud. Además, la idea de comprar ahora y comenzar a pagar en 2 o 3 meses, es una idea muy buena para las compañías, pero bastante peligrosa para el consumidor.

Desde la antigüedad…y cuando decimos antigüedad nos referimos a  La Biblia, ya se nos indica que “…el que toma prestado es siervo del que presta”.

Siguiendo algunos de los siguientes consejos o principios, podremos deshacernos de las tarjetas de créditos y de los problemas que ellas traen aparejadas cuando las usamos indebidamente siguiendo estos consejos.

Consejos para liberarse de las tarjetas de crédito

Nunca compre con la tarjeta algo que no está presupuestado y menos si el precio es elevado. Si la tarjeta es utilizada para la compra de alimentos, ropa y otras necesidades básicas, quiere decir que el dinero ya está “ocupado”. Dé la media vuelta y regrese por donde ha venido.

Comprométase todos los meses a pagar el importe total de la cuota, de esta manera evitará caer en deudas cada vez más grandes. Si Ud. se inclina por realizar solo el pago mínimo, con el interés que cobran actualmente las tarjetas, el hacerlo de esta última manera, solo le asegurará aumentar las deudas.

Comprométase a no usar más la tarjeta de crédito y manejarse con el dinero en efectivo, si bien al comienzo será un poco complicado ya que el mismo esta destinado casi completamente a la tarjeta. Organice un presupuesto en el cual lo único a lo que se accederá será a comida y ropa solo en el caso necesario. Poco a poco terminará de pagar las cuotas, vaciará su tarjeta y podrá manejarse con dinero en efectivo. Si esta muy endeudado y continua gastando más de lo que gana mensualmente, solo empeorará la situación.

Deshacerse definitivamente de las tarjetas de crédito y con ellas de las deudas no es sencillo, no es algo que podamos hacer de un momento a otro, ya que las deudas existen y el dinero para cancelarlas no, pero desde el mismo momento en que decidimos dar este importante paso hacia el adiós a las tarjetas de crédito, ya estamos comenzando a llevar una mejor calidad de vida.

Otro consejo, es ahorrar, no importa si se ahorra poco dinero, un poco mas un poco, irán formando un fondo muy útil a la hora de tener algún gasto imprevisto o el deseo de algún “gusto”. Lo ideal, es siempre tener ahorrado un equivalente a 2 o 3 sueldos.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo liberarse de las tarjetas de crédito, te sugerimos que visites nuestra sección Economía y Ahorro.

Esta nota te fue útil?
4 valoraciones.
El 50% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social