Cómo leer un discurso

Normas y protocolo al leer un discurso

Leer un discurso no es una tarea sencilla, puesto que se debe hacer de corrido y sin titubeos, y lograremos todo lo contrario si nos presentamos ante el público nerviosos. Por eso, las siguientes recomendaciones te serán de utilidad para prepararte antes de la oratoria, teniendo en cuenta algunas normas de protocolo al leer un discurso. Así, tu buen comportamiento en el escenario acompañará de forma adecuada lo que tengas que decir.

Consejos al leer un discurso

Durante la lectura, se recomienda que en cada punto y aparte hagas una pausa y subas levemente la vista, dirigiéndote a los oyentes, pero sin detener tu atención en nadie en particular, ya que eso haría que te perdieras al regresar la mirada al texto. Cuando esto se haga, lo más aconsejable es que dirijas tu mirada a un punto central, por encima del público, generalmente a las puertas del salón, de modo tal que parecerá que es a ellos a quienes observas, antes de continuar.

Lo más prudente es que el orador tenga una copa con agua a su disposición y si en ese momento tienes la necesidad de toser o de estornudar, evita el nerviosismo; sólo voltéate y hazlo, cubriéndote debidamente. De esta forma todos lo tomarán como algo natural y no terminará por ser algo gracioso o una mala anécdota.

Evita las malas posturas al leer tu discurso, como la "pose de descanso"; debes estar derecho y con las manos sobre el atril, sin acercarte demasiado al micrófono. Los presentes deben escucharte claramente, sin aturdirse con tu voz. Puedes convenir esto previamente con el encargado de sonido del lugar.

Si en un acto determinado deben hablar varias personas, recuerda que siempre empezará la de menor importancia, ya que el cierre deberá hacerlo aquel que posea una mayor jerarquía por sobre los demás. Por ejemplo, en una graduación, primero hablará un representante de los alumnos, luego uno de los profesores y, por último, el director, quien los despedirá y agradecerá su esfuerzo académico.

Recomendaciones clave para leer un discurso

  • Está terminantemente prohibido seguir las líneas con el dedo índice, y si pronuncias mal una palabra, debes repetirla sin temor.
  • Si tienes que decir nombres difíciles o extranjeros, escríbelo en la hoja directamente como suena. Nadie más que tú lo leerá, así que no te preocupes por ese detalle. Lo importante es que lo digas bien para no ofender a nadie.
  • Si desconoces la altura del atril desde donde pronunciarás tu discurso, entonces sé precavido e imprímelo con un tamaño generoso para la vista, puesto que será mal visto que te encorves o que tengas los papeles en el aire.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo leer un discurso, te sugerimos que visites nuestra sección Protocolo y conducta.

Esta nota te fue útil?
19 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social