Cómo Leer Libros Largos

Cómo Leer los Libros Largos

Para que puedas cultivar tu mente y espíritu, y viajar sin moverte de la silla por el tiempo y el espacio, hoy te contamos esta técnica para que aprendas a leer libros largos más fácil. Es que cuando tomamos ejemplares enormes aparece en nuestra mente una voz de advertencia: ¿vas a poder terminarlo? ¿Te aburrirás a mitad de camino?.

Cuando te sientes con presión u obligación de hacerlo, el asunto puede incluso complicarse, y la regla general es que demores el inicio, procrastines, y en lugar de entregarte a la lectura con gusto, comienzas a sentir tedio desde momentos antes de abrir las tapas. Pero todo eso cambiará cuando aprendas y apliques estos consejos para leer libros muy largos fácilmente, y disfrutarlos de principio a fin.

Claves para la lectura de libros largos. Cómo aprender a leer libros largos para la escuela. Consejos para leer libros largos más facil

© Depositphotos.com/violetkaipa

Imagen 1. Hay algo mágico en leer libros largos: están colmados de mundos, personajes y experiencias que aparecerán en tu vida para completarla.

Lee por elección y no por obligación

Incluso si tienes que leer libros grandes para la escuela, para cumplir con un club de lectura o por otros motivos que no sean tu propia elección, haz que esos libros pasen a ser elementos de goce, de relajación y de entretenimiento para ti. Lo peor que puedes hacer es considerarlos como “una obligación”: se trata de hacerle creer a tu mente que "quieres leerlos", y no que "tienes que leerlos".

Este primer paso es fundamental, pues te permitirá aplicar las técnicas que faciliten tu lectura como si fuera un acto que haces para entretenerte. Al considerarlo como una elección placentera, harás más liviana la tarea de leerlos.

Tips para leer libros largos

Ya que tengas la mentalidad  en el “sitio” correcto, aplica estos consejos para leer libros muy largos con más liviandad y mayor disfrute:

1. Comienza cuanto antes. En especial si tienes una fecha límite para haber leído ya tu libro, comienza desde el mismo día en que lo sepas.

2. Lee todos los días. No se trata de leer todo el libro en un día ni uno por semana, sino de hacerlo cada día. Lee al menos 15 minutos cada día, o un capítulo por jornada, o una cierta cantidad de hojas. Es la constancia lo que te permitirá leer libros largos fácilmente y con mayor asimilación.

3. Elige tu momento de lectura. Hay quienes prefieren hacerlo por la noche, antes de ir a dormir, y otros por la mañana, cuando la mente está más alerta. Elige el momento del día que funcione mejor para ti en torno a tus actividades y obligaciones y, preferentemente, opta por un momento en el que no tengas interrupciones ni pendientes por atender, sino que puedas dedicarte por completo a la lectura.

4. Lleva apuntes. En especial cuando se trate de leer libros muy largos para clubes de lectura, para la escuela u otros, seguramente querrás llevar tus anotaciones con los puntos clave que vayan llamando tu atención. Por ejemplo, si no eres un lector experimentado y en el libro hay muchos personajes e historias, te servirá mucho tener apuntado en un papel los nombres, relaciones y datos clave de cada uno de ellos.

Finalmente, intenta disfrutar de la lectura. No sólo se trata de leer libros largos para cumplir tu meta, sino principalmente para poder vivir nuevas experiencias y conocer a miles de personajes nuevos… sin siquiera salir de tu sofá favorito.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Leer Libros Largos, te sugerimos que visites nuestra sección Técnicas de estudio.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social