Cómo lavar ropa de cuero

Consejos para lavar la ropa de cuero

Las prendas de piel son una delicia a la vista. Elegantes, modernas y simplemente sensacionales, aunque con ciertos requisitos a la hora de limpiar y mantenerlas en perfectas condiciones.

Conozcamos algunos trucos y consejos para limpiar las prendas de cuero y tenerlas siempre como el primer día, libres de manchas y suciedad.

¿Se puede lavar la ropa de cuero?

Antes de emprender cualquier acción debes ver qué tipo de mancha tiene la prenda de cuero. Recuerda que este material no se debe sumergir en agua así porque sí, sino que se debe tratar con cuidado y dedicación para evitar que se manche definitivamente.

Si la suciedad fuese de restos de comidas o partes secas, simplemente raspa con tu uña para quitarla delicadamente. Repasa luego con un algodón embebido en unas gotas de aceite de bebés para remover cualquier resto, y analiza si se necesita de mayores tareas de limpieza.

También debes leer atentamente la etiqueta del fabricante, pues allí te hará saber qué acciones permite y cuáles son desaconsejadas, como la limpieza en húmedo o en seco, la exposición al calor y demás.

Cómo lavar prendas de cuero (si lo permite)

Para hacer un lavado en húmedo de la ropa de cuero, una buena idea es preparar un recipiente con agua tibia (nunca caliente) y un poco de jabón de ropa delicada, preferentemente para ropa de bebés (o shampoo para bebés). Mezcla bien, y ve tomando pequeñas cantidades de este líquido con un algodón o con un cepillo de uñas suave. Repasa toda la prenda, extendiéndola sobre una mesa protegida con una toalla vieja, asegurándote de cubrir la totalidad de la superficie para evitar que el cuero se raspe contra la madera o el metal de la mesa.

Conforme vayas frotando suavemente con el algodón o el cepillo, ve secando con un paño suave, preferentemente de algodón blanco. No dejes el cuero húmedo, podría quedar con más manchas que la suciedad inicial.

Si el forro interior estuviese sucio, repite este mismo procedimiento, y luego cuelga la prenda en perchas a la sombra, en un sitio bien ventilado, para que la tela interna no tome contacto con el cuero exterior. Un ventilador común puede ayudarte a hacer circular el aire frío, secándola por completo en unos instantes.

Quitar manchas resistentes en la ropa de cuero

Si en el cuero hubiera manchas profundas, puedes probar la limpieza con crema dental. Este producto es algo abrasivo, aunque gentil con la piel.

Toma una minúscula cantidad con un viejo cepillo de uñas o de dientes, y frota en pequeños movimientos circulares directamente sobre la mancha. Luego, repasa la zona con un algodón embebido en agua apenas tibia, y seca inmediatamente para corroborar el estado de la mancha.

Si la prenda hubiera quedado en mala guarda o fuese muy vieja, puede tener moho en las costuras. Elimínalo frotándolas con un hisopo embebido en una mezcla de alcohol medicinal con agua tibia en partes iguales, y seca tras el frotado.

Para limpiar profundamente una prenda de cuero que haya quedado mal guardada por años y con humedad, prepara una solución de un litro (o la cantidad necesaria) de vinagre blanco de alcohol con dos tazas de semillas de lino trituradas en un mortero. Ya bien mezclado, aplica el líquido sobre el cuero con un paño de algodón que no deje pelusas, friccionando suavemente en pequeños movimientos circulares hasta cubrir toda la superficie.
Cuelga en una percha y deja secar durante toda la noche o toda la tarde, a la sombra. Luego, puedes frotar con un paño suave para quitar los restos de semillas y dejar la prenda de cuero bien brillante.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo lavar ropa de cuero, te sugerimos que visites nuestra sección Orden y Limpieza.

Esta nota te fue útil?
9 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social