Cómo lavar las rastas

Cómo mantener la limpieza de las rastas

Es común pensar que "el agua está prohibida" para las rastas, y puede que sea verdad, pero también lo cierto es que el pelo debe ser lavado e higienizado aunque tengamos este peinado relacionado a la cultura reggae. Debes tener en cuenta que si bien la rutina de lavado cambiará, no lo debes abandonar en absoluto.

Cuando te hagas las rastas, deberás esperar un tiempo no menor a las dos semanas para lavarte la cabeza por primera vez, sin importar qué shampoo uses. El cuero cabelludo debe aclimatarse a la nueva condición que habita en el cabello. Una vez que pasó la primera quincena, lávalo con cuidado y repítelo cada cuatro días, no menos.
Algunos optan por lavarse la cabeza una vez a la semana, por ejemplo. Todo dependerá de tu piel o de la época del año, (en verano se transpira más).

Elige el shampoo que haga menos espuma y que, a su vez, no deje residuos en tu pelo. Lava siempre tu cabello con agua tibia, porque si usas el agua muy caliente, la cera que usaste para armar las rastas se puede derretir. Además, no se aconseja en ningún caso porque daña el cuero cabelludo.

Usa aquellos productos que se adapten a las condiciones de tu cabello, ya sea seco, con caspa, etc. Las rastas pueden provocar comezón, por tanto busca los productos hechos para tu peinado o para condiciones similares.

Cuando te laves el pelo no uses acondicionador, porque su naturaleza de "suavizar" aflojará las rastas. Puedes usarlo para rearmarlas antes de dormir, siempre teniendo en cuenta no acostarte con el pelo mojado.

Coloca una media de red en la cabeza antes de lavar, así podrás mantener las rastas en su lugar y no se deshilacharán. El agua ingresará igual.

Una vez que te hayas lavado la cabeza, para secar las rastas debes sacudir para los costados de modo que caiga el exceso de agua. No es recomendable que utilices toallas, porque desprenden partículas o pelusas que se pegan al pelo. Mejor usa una tela de algodón.

Una vez que estén bien secas puedes pasar a la siguiente etapa: la del amarrado o atado. Armar el llamado "turbante" o átalas con una colita. También puedes dejarlas sueltas, todo dependerá de tus comodidades, del largo de las rastas o de tus actividades.

Tips para el cuidado de las rastas

  • Si por algún motivo tus rastas están demasiado sucias y no puedes esperar a lavarlas, hazlo por mechones o grupos pequeños, para que no se enreden o deshagan.
  • Olvídate del peine, siquiera para mantener a raya los pelos que salen de las rastas, o bien cuando todavía no te has hecho el crecimiento pegado al cuero cabelludo.
  • Presta mucha atención a no engancharte las rastas en ningún sitio, porque pueden desarmarse con facilidad, sobre todo si están recién hechas.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo lavar las rastas, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidados del cabello.

Esta nota te fue útil?
5 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social