Cómo lavar la ropa blanca

Consejos para lavar la ropa blanca

Seguramente alguna vez sufriste el olvido de un calcetín rojo entre la ropa blanca, y el temible resultado fue un paquete de camisas y blusas rosadas, y para peores, con manchas más oscuras. Es que separar las tandas de lavado por color es el mejor método de limpieza de prendas en el hogar. Y si tienes ropa blanca, debes reforzar los cuidados. Aprende algunos trucos para lavarlas y dejarlas siempre impecables.

Separar la ropa por colores

En casa solemos tener un contenedor espacioso donde vamos depositando toda la ropa sucia. Llegado el día del lavado, es importante que separemos las prendas por colores: los claros por un lado, los oscuros por el otro, y dos tandas más para negros y blancos puros.

Para lavar las prendas blancas es útil usar un producto o jabón específicamente creado para ellas. En el mercado encontrarás jabones desarrollados con fórmulas diversas que prometen blancos brillantes, negros puros y colores llenos de vida. Usa estos de la manera apropiada, aprovechando sus beneficios y siguiendo las instrucciones que aparecen en el envase.

Reforzar el jabón para lavar la ropa

Sea que uses uno específico o uno general, complementa tu producto para lavar con un poco de jabón blanco en barra rallado. Toma un rallador de vegetales en desuso y prepara una buena cantidad, que puedes conservar en un frasco con tapa a rosca para tener siempre a mano. Una cucharada de este jabón mezclada con el comercial será suficiente para una limpieza profunda y eficaz.

También puedes reforzar el lavado de la ropa blanca con unas gotas de lavandina, lejía o cloro para ropa. Este es un producto agresivo que debes usar con cuidado. Una cucharadita será suficiente para toda una tanda de lavado en prendas y telas blancas sin colores ni detalles.

El método es el siguiente: primero, coloca la ropa en el tambor, luego, prepara la bandeja de suavizante y jabón, y pon a punto el lavarropas en su programa correspondiente. Justo antes de encenderlo, vierte el cloro, y acciona de inmediato, para evitar que el líquido vaya directamente a una sola prenda.

Si las prendas blancas tienen bordados, pinturas, estampados o detalles en color, no agregues lavandina o cloro, pues decolorarías estos tonos. En estos casos, lo mejor será complementar el jabón con un poco de líquido prelavado quita manchas, en lo posible formulado para prendas blancas, aunque libre de estos agentes que alteran los colores.

Secar al sol para aclarar la ropa blanca

Por último, para dejar la ropa blanca bien radiante debes secarla al sol directo. Siempre tiéndela estirada en la soga o el tendedero, con el interior hacia fuera o la parte de la espalda hacia el sol, de modo de evitar manchas. A mitad del secado podrás voltearla para asegurar una coloración pareja.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo lavar la ropa blanca, te sugerimos que visites nuestra sección Orden y Limpieza.

Esta nota te fue útil?
8 valoraciones.
El 88% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social