Las Mejores Técnicas de Estudio

8 Técnicas de Estudio para Mejorar el Aprendizaje

No todo se trata de sentarse en el parque y leer contenidos hasta incorporarlos en tu mente: lo ideal es seguir las mejores técnicas de estudio que te ayuden a comprender lo que leas y aproveches mejor el tiempo que estés frente a los contenidos, logrando más avances en menos tiempo.

Se define como “técnicas de estudio” al conjunto de métodos que una persona aplica para optimizar su tiempo y productividad a la hora de aprender nuevos conceptos. Si bien las técnicas en sí están bien definidas y cuentan con nombre propio, la manera de aplicarlas con eficacia implica que cada quien las personalice, las imponga de acuerdo a sus propias necesidades y ritmo.

Hay diversas metodologías que incluyen el resumen mediante apuntes y/o subrayados, la confección de gráficas y esquemas, la memorización de conceptos, la simple lectura y enunciación verbal, y miles más. Pueden ser combinadas entre sí, o usar libremente de acuerdo al material de análisis.

Las mejores técnicas para estudiar

Aunque hay tantos métodos de estudio como personas y situaciones de aprendizaje, 8 de los más habituales (y eficientes) incluyen:

Cómo mejorar el aprendizaje. Técnicas de estudio para mejorar el aprendizaje. Las mejores técnicas de estudio para apender conceptos.

© Depositphotos.com/monkeybusiness

Imagen 1. El estudio grupal ayuda a solucionar dudas y a hacer más fluidas las exposiciones.

1. Resúmenes mediante subrayado o apuntes: Esta técnica es sumamente diversa. Se trata de leer el material completo y luego, uno a uno sus párrafos, para tomar las ideas principales. Se hace subrayando, resaltando, tomando notas al margen, o añadiendo comentarios en un cuaderno. Así se resume el texto a sus ideas fundamentales, para una mejor comprensión y aprendizaje.

2. Creación de apuntes particulares: La técnica se trata de leer el material junto con los apuntes de clase, e ir creando un nuevo texto usando tus propias palabras (texto escrito, enunciación verbal que puedes capturar con el móvil para escuchar luego, etc.). Así podrás apropiarte de los contenidos, fomentando su comprensión y haciendo más fluida la explicación (ideal para los exámenes y exposiciones orales).

3. Elaboración de gráficas: Similar a la confección de resúmenes (o a partir de ellos, también), esta técnica se trata de crear gráficos conceptuales, diagramas, líneas temporales u otros diseños visuales para interiorizar los conceptos. Es ideal para comprender entidades, personal, eventos históricos, y la relación entre los temas aprendidos.

4. Escritura de fichas: es una técnica de estudio muy utilizada para el repaso final y para las exposiciones orales, tanto en la escuela como también en el trabajo. Se trata de elaborar pequeñas fichas de papel en las que escribes el texto a enunciar o los conceptos clave, para ir revisándolas de un vistazo y hacer más fluidas las exposiciones. También son conocidas como “fichas de orador”.

5. Estudio grupal: Esta es una genial técnica que incluye hacer más fluidas las exposiciones, personalizar los contendidos, y solventar consultas que puedan surgir. Se trata de estudiar, en voz alta y a partir del material de estudio o los apuntes propios, en un grupo de trabajo de dos o más personas, quienes van exponiendo los temas uno a uno o evaluarse los unos a los otros mediante preguntas, cuestionarios o problemas.

6. Formulación de reglas nemotécnicas: Se trata de crear palabras a partir de un designio personal; éstas se memorizan y facilitan la recapitulación de los conceptos. Por ejemplo: creas palabras abstractas a partir de las iniciales de las palabras clave del texto a aprender, o memorizas una canción o frase que se relacionen de algún modo con el tema de estudio.
Por ejemplo: “el cambio social comenzó cuando los cosechadores de algodón mejoraron su producción aumentando el abastecimiento al mercado, y derivando en la apertura de vías de ferrocarril para trasladar su producto a otros sitios” podría recordarse con las palabras “algodón” y “tren”, simplemente. Esta técnica también es útil dibujos.

7. Lectura comprensiva: Se trata de leer con dedicación el material de estudio, salvando dudas (buscando respuestas, palabras en el diccionario y más) conforme se avanza con el texto. La idea de esta técnica es dar un vistazo general y adentrarnos en el tema a estudiar.

8. Realización de ejercicios prácticos: Pueden ser confeccionados por ti mismo o tomados del material de estudio, y se trata de hacer ejercicios y resolver casos prácticos utilizando tus conocimientos previos, de modo de incorporar mediante la práctica todas las fórmulas o conceptos que incluya el material de estudio.

Además de estas técnicas también puedes implementar estrategias de aprendizaje que se abocan a la práctica real, ya sea mediante la enunciación, la evaluación o la ejecución.

Hacer exámenes de ensayo, pruebas prácticas o llevar lo aprendido a la práctica te ayudará a fijar los conceptos y sumará al resultado, para que la aplicación de estas técnicas de estudio mejoren aún más el aprendizaje.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Las Mejores Técnicas de Estudio, te sugerimos que visites nuestra sección Técnicas de estudio.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social