La verdad sobre el aprendizaje simultáneo de dos idiomas en niños

Hay muchos mitos con respecto a la enseñanza bilingüe de los niños. Analicemos algunos y veamos si son o no verdaderos.

Mitos sobre enseñar idiomas a los niños

El aprendizaje de idiomas en los niños

Hay familias en las que se maneja dos o tres lenguas. Quizás seas profesor de idiomas y quieres interiorizar a tu hijo en su habla. Pero muchos que indican lo contrario, adjudicando posibles problemas en el desarrollo del lenguaje del niño. ¿Cuál es la verdad detrás de la enseñanza de idiomas a los hijos?

Enseñar idiomas a los niños los confunde

Completamente mentira. Los niños son verdaderas esponjas de conocimiento, y todo lo absorben, adecuan, mastican y almacenan. Enseñar dos idiomas simultáneamente a un niño no lo confundirá, sino que los integrará mucho mejor. Recuerda que, desde el nacimiento, aprender tu lengua materna no deja de ser “aprender un idioma”. Una vez que haya comenzado a hablar sus primeras palabras y frases podrás enseñarle en otra lengua para que las vaya incorporando a su léxico, diferenciándolos a la perfección y manejándolos como lengua natural a ambos.

La verdad sobre el aprendizaje simultáneo de dos idiomas en niños
Los niños son verdaderas esponjas de conocimiento. Sabrán incorporar perfectamente dos idiomas a la vez

"Enseñar dos idiomas simultáneamente a un niño no lo confundirá, sino que los integrará mucho mejor."

El incorporar una segunda lengua no provoca retrasos en el desarrollo del lenguaje, como muchos afirmaron antaño. En lugar de ello, se hace un enorme avance al configurar la cavidad buco-oral para ambas lenguas simultáneamente, soltando la dicción, y aprovechando las bondades de los diferentes idiomas para expresarse. Bien sabemos que, a veces, lo que en español nos toma 5 o 7 palabras, en alemán es sólo una, y en inglés es un vocablo también.

"El incorporar una segunda lengua no provoca retrasos en el desarrollo del lenguaje, como muchos afirmaron antaño."

Aprender idioma demasiado pronto los mezcla

La mezcla entre idiomas es un proceso natural, y también inofensivo. Si aprendiste una nueva lengua de adulto seguramente también te sucedió: a veces estás hablando y cometes una enunciación en “portuñol” o en “espanglish”. Es habitual combinarlas, pero ello no significa que en la mente se estén entremezclando o confundiendo. Volvemos a lo dicho anteriormente: las diversas lenguas se complementan, permitiendo una expresión más profunda y rica, muy diferente a confusa o inadecuada.

Para que aprenda un idioma es necesario institucionalizarlo

La tercera gran falsa creencia. Los niños aprenden mucho por imitación, y están constantemente influenciado por las lenguas que los rodean. Piensa en el inglés, el idioma más extendido en nuestra cultura occidental. Publicidades en la TV, en la radio y en todos los medios con vocablos anglosajones, música en inglés, películas en esta lengua, vitrinas que lucen un gran cartel de “Off” y de “Sale” en lugar de “Rebajas” u “Ofertas”.
Los niños ya están aprendiendo el idioma tan sólo por exposición, sin siquiera saberlo, y lo están incorporando. Sólo debes animarles a que lo vayan poniendo en práctica para que lo fijen e interioricen del todo, sin que haga falta enviarlo a un instituto o escuela especial de idiomas. ¡Y los adultos también podemos seguir este consejo!