Aprender a mantener para ahorrar

El mantenimiento es ahorro y prevención

Una excelente forma de mantenernos dentro del plan en economía doméstica es darle solución a los problemas por nosotros mismos, sin necesitar contratar a especialistas y profesionales para las reparaciones y refacciones, aprendiendo las bases y fundamentos de tales oficios de las formas en las que sea mejor. Por ejemplo, podemos realizar cursos (gratuitos y de pago) en escuelas de oficios, en entidades públicas y estatales, o también incursionar en estos aprendizajes mediante miles de portales web dedicados a la enseñanza.

En estos portales y escuelas aprenderemos a reparar daños menores, para poder ponernos en acción. Sin embargo, hay daños o deterioros que sí exigen de la contratación de un servicio especializado. En especial cuando se trata de partes eléctricas y motores, no debemos sino llamar al técnico experimentado para dar solución a los daños de buena manera, y con seguridad.

Pero, como dice el refrán, es mejor prevenir que lamentar. Antes de que algo se haya dañado, debemos aprender a mantenerlo en buen estado. También prevenir incluye aprender sobre tales refacciones antes de que aparezca el daño, para poder dar solución a tiempo. El buen mantenimiento de los artefactos es aquí la clave fundamental.

El lavarropas

El lavarropas debe ser mantenido casi a diario. Tras cada colada debemos asegurarnos de que el depósito de jabón haya quedado libre de restos. Al utilizar jabón líquido minimizamos esta chance. También verificaremos que no haya pelusas, hilos, botones y demás en el tambor. Cada tanto debemos corroborar que no existan residuos en el filtro, para lo cual lo abriremos retirando la tapa, lo limpiaremos, y haremos pasar agua para cerciorarnos. Para eliminar depósitos de sarro y cal, haremos una lavada sin ropa, con vinagre blanco o vinagre de alcohol.

La nevera

La heladera debe mantenerse limpia y en condiciones, para un mejor y más “liviano” funcionamiento. Debemos asegurarnos de que la goma de la puerta se halle en buen estado, para que el cierre sea hermético. Mantendremos regulada la temperatura según la época del año, y verificaremos que no se formen cúmulos de hielo en las paredes laterales y posterior. Una a dos veces por año descongelaremos por completo la nevera y el congelador, y aprovecharemos para asear y para corroborar la buena fluidez del tubo de desagote ubicado en su parte posterior. Recuerda siempre mantener la heladera ni muy llena ni muy vacía, y nunca colocar cosas calientes en su interior.

La limpieza es mantenimiento

Los artefactos de cocina y los electrodomésticos, en general, deben ser mantenidos limpios. La suciedad no es sólo un problema estético, sino que puede alterar su funcionamiento. Elimina las manchas de grasas y los restos de alimentos luego de cada uso, mantenlos tapados o cubiertos, y una vez al año realiza una limpieza en profundidad de sus partes, colocando grasas y aceites cuando fuera necesario.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a La importancia de un buen mantenimiento de los artefactos para prevenir gastos, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social