La garantía: un plus en cada compra

Todo lo que compras goza de una cierta garantía, aunque lo desconozcas. Aprende algunos detalles al respecto, para no ser víctima de la ignorancia y estar siempre prevenido en casos especiales.

¿En qué consiste la garantía por fallas o daños en los productos?

La garantía establece una protección para el comprador, y también para el vendedor del producto en cuestión. Las tiendas de barrio y las de menor envergadura puede que no posean un sistema de seguros, pero comprando en supermercado y grandes tiendas seguramente contarás con esta prevención.

Esto es importante debido a que el producto, dentro de la tienda (es decir, delante de la línea de cajas de cobro, y hasta el momento de salir del local comercial en algunos casos) contará con un seguro de prevención contra daños y fallas. Esto es importante para los compradores, pues si dentro de la tienda algún producto sufriera un daño por tu causa, no serás responsable de su reparación. Esto incluye mayormente los productos en venta, aunque en ciertas ocasiones también se aplica a la estructura o los elementos propios de la tienda.

Además, cada gobierno estatal o federal posee leyes de protección a compradores, además de las garantías de fábrica o del vendedor del producto. En algunos casos, se trata de una garantía de 6 meses y hasta 2 años de extensión. Debes conocer las leyes de tu país, para evitar la compra de seguros extendidos que te ofrecerán los fabricantes o los vendedores de aquellos que estés adquiriendo.

Dentro de la cobertura de las garantías del fabricante o del vendedor, se incluyen las fallas de origen o de fabricación. Por ello es muy importante analizar bien el elemento o el producto antes de la compra, y nuevamente al llegar a casa. Debes poner en marcha los electrodomésticos y elementos eléctricos o mecánicos, para asegurarte de su buen funcionamiento.

Requisitos e información sobre garantías

Siempre conserva la factura, el ticket o comprobante de la compra, al igual que la caja que envuelve al elemento, por al menos 6 meses, o por el tiempo de extensión de la cobertura de la garantía. Sin estos elementos (en especial el comprobante de venta o de compra) se dificultará el reclamo de la garantía en casos de fallos o de daños.

En cualquier caso, también recuerda que tienes medios de reclamo y medios legales a tu disposición. Los gobiernos cuentan con entidades de protección a consumidores, que brindan asesoría constante y gratuita en casos de conflictos, como no cobertura de garantías, o falta de respuesta o responsabilidad por parte de los vendedores o fabricantes del elemento.

Finalmente, recuerda solicitar toda la información detallada de la garantía por parte del fabricante o del vendedor del producto. Así como te informas sobre las características de la compra, solicita información detallada (en lo posible: por escrito) al respecto de la garantía, del servicio técnico autorizado, y del teléfono o la dirección de reclamos de garantías.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a La importancia de conocer los detalles de la garantía antes de comprar un producto, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social