La concentración de los aceites esenciales

Los aceites esenciales para hacer perfumes

En la fabricación de perfumes y fragancias caseras, los aceites esenciales son indispensables. También solemos utilizarlos en hornillos, y hasta en la fabricación de velas y sahumerios. Y no es pura casualidad: estos extractos naturales tienen influencias en nuestros sentidos, y hemos de elegirlas con cuidado de acuerdo a lo que queremos causar con ellas, en especial en nuestro perfume corporal.

Fragancias y concentración de los aceites esenciales

Entre los componentes de los perfumes, los aceites y esencias son parte importante. Tanto que poseen una concentración bastante pronunciada; de hasta el 40% en la esencia de perfume, de hasta el 15% en los perfumes, y del 6% en el agua de baños y agua de colonias. Estas fragancias pueden distinguirse en tres grupos: los de notas altas, medias y bajas.

Fragancias de notas altas: Son las que se perciben de inmediato cuando te aplicas el perfume. Se trata de moléculas pequeñas y livianas de rápida evaporación, y es la fragancia primaria que notamos en un producto.

Los aceites dentro de este grupo suelen ser penetrantes e invasivos. Resultan bastante influyentes a nuestros sentidos, muy estimulantes y de alta perdurabilidad, y son los que se deben utilizar en menor concentración, pues minimizan o eliminan a los demás.
Entre los aceites de notas altas encontramos los de albahaca, árbol de té, jazmín, ciprés, lavanda, naranjas, romero, enebro, orégano, eucaliptus, benjuí, pino, bergamota, geranio, tomillo, comino, limón, lemongrás, anís, hirbaluisa y salvia, principalmente.

Fragancias de notas medias: Son las que se asoman ni bien disminuye la presencia de las altas. Son esos aromas que perduran en la piel, luego de la aplicación, a menudo más sutil y hasta diferente que el aroma inicial.

¿Has notado que al comprar un perfume debes aplicarlo y esperar unos minutos antes de evaluar? Se debe a la importancia que cobran las notas medias.
Las más populares en la elaboración de perfumes son las que nos aportan los aceites esenciales de ajedrea, alcanfor, anís, hisopo, hinojos, manzanilla, melisa, amaro, pachuli, cítricos, Ylang Ylang, rosas, sándalo, menta, y algunas variables como el geranio, lavanda, benjuí, mejorana, menta, pino, romero y tomillo.

Fragancias de notas bajas: Son los aromas del perfume luego de un tiempo de uso, cuando las notas medias ya se han desvanecido. Son más ricas y profundas que las anteriores, y también las más duraderas. Aunque sean imperceptibles en la primera evaluación del perfume, se las suele utilizar en concentraciones que permitan una adecuación a las notas altas.

Las más utilizadas en la elaboración de fragancias y productos de cosmética, en sus concentraciones adecuadas, son las esencias de rosa, limón, sándalo, salvia, romero, alcanfor, menta, albahaca, pino, geranio y pimienta negra. También la mirra, el jazmín y el jengibre son buenos aceites para utilizar en notas bajas.

Para más información, te recomendamos que leas nuestros artículos "Cómo reconocer la pureza de los aceites esenciales", y "Cómo guardar y usar los aceites esenciales", para aprender las técnicas de almacenamiento, mantenimiento y uso, obteniendo así los mejores resultados.

 

Si deseas leer más artículos similares a La concentración de los aceites esenciales, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?
4 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social