Jardín flotante para cultivar hierbas

Beneficios de las hierbas aromáticas

Para mejorar el sabor de tus platillos de todos los días, nada como las hierbas aromáticas. Son fáciles de cultivar, y no necesitas darles demasiada atención: Un ambiente cálido, un riego adecuado y un poco de luz natural al día es todo lo que necesitan para subsistir, desarrollarse, y colaborar con tu gastronomía.

Otra ventaja es que las hierbas aromáticas no necesitan estar a la intemperie para desarrollarse, sino que con un poco de aire fresco al día será suficiente, y esto las hace aptas para cultivar en interiores. Tampoco requieren de grandes canteros o jardineras; un pequeño espacio bastará para tenerlas radiantes en el hogar.

En el mercado hay una enorme variedad de hierbas culinarias en pequeñas macetitas, listas para ser replantadas o desarrolladas allí mismo. Además, tampoco necesitan estar a nivel del suelo, por tanto son ideales para cultivar en los dinteles de las ventanas, o en elementos colgantes, como veremos a continuación.

Latas colgantes para cultivar hierbas culinarias

Para hacer un jardín flotante de hierbas aromáticas utilizaremos latas de conservas. Cuando las uses, ve lavándolas y guardándolas en un sitio adecuado. Para cada macetero de hierbas necesitarás dos latas, una apenas más grande que la otra.

Ya limpias y secas, sin sus etiquetas, haz cuatro perforaciones enfrentadas sobre el borde superior de las latas, de a pares, es decir, dos perforaciones apenas separadas entre sí, y en el borde opuesto otras dos perforaciones, en un diseño simétrico. Por ellas pasarán sogas o cadenas delgadas para sostenerlas.

El siguiente paso es hacer unas perforaciones en la base de la lata más pequeña. Agrega unas piedrecillas y material orgánico (cáscaras de huevo, hojas secas) y trasplanta allí la hierba adquirida en el mercado. Riega y deja dentro de la pileta de la cocina para que escurra y drene el agua excedente, mientras continuamos con el resto del trabajo.

Decoración: Lava y seca la lata más grande, y luego decórala a tu gusto. Sigue tus instintos: Puedes pincelar con adhesivo universal y espolvorear con glitter, adherir gemas y elementos, pintar con pintura esmaltada del color que prefieras, recubrir con papeles o telas, e incluso decorar con hilos y lentejuelas.

Armado: Toma dos trozos largos de soga o de cadena. Haz un nudo en uno de sus extremos y atraviesa desde dentro y hacia fuera por una de las perforaciones de la lata más pequeña, luego desde dentro y hacia fuera de la lata más grande. Deja un tramo libre, y repite la operación pasando desde fuera y hacia dentro, primero por la lata grande y luego por la pequeña, finalizando con otro nudo para fijar.
Haz lo mismo en las otras dos perforaciones, asegurándote de que los tramos sobrantes de soga o de cadena tengan el mismo tamaño.

Finalmente, coloca algunos clavos en el marco superior de la ventana, o cuelga las latas del barral de la cortina. Al sujetarse por la cadena a la altura de los bordes, la lata más pequeña quedará suspendida dentro de la grande, que tomará el excedente de agua del riego sin hacer suciedad en casa. No riegues en demasía y, si esto sucediera, simplemente eleva un poco la lata pequeña e inclina la grande, para quitar el excedente antes de su pudrición.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Jardín flotante para cultivar hierbas, te sugerimos que visites nuestra sección Jardinería.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social