Cómo Ir Vestida a una Cita

Cómo Vestirse para una Cita

Pocas parecen ser las mujeres que saben a la perfección cómo ir vestida a una cita, cualquiera sea. ¡Pero con estos consejos tú también serás una de ellas!. Se trata de conjugar esa prenda que te sienta de lujo con la comodidad, para seducir a esa mirada que está al otro lado de la mesa. ¡Sólo ten en cuenta estos consejos!

Elige el estilo antes que las prendas

Si vas a tener una primera cita, o una segunda o tercera, cuando aún estás conociendo a esa persona especial, recuerda que ser tú misma es siempre el mejor consejo. Si te vistes para impresionar, pero eliges prendas que vayan completamente en contra de tu estilo y personalidad, no estarás tomando la mejor decisión. Lo mejor es elegir la vestimenta que te refleje mejor, y trabajar a partir de eso.

Qué prendas vestir en una primera cita. Cómo vestirse para una cita. Claves para ir vestida a una cita. Qué ropa elegir para una primera cita

© Depositphotos.com/Photodjo

Imagen 1. Un look perfecto será completamente inútil si debes pasar la velada acomodando tu ropa o retocando tu maquillaje.

Viste de un modo que te haga ver bonita en el espejo, pero principalmente que te haga sentir tú misma. Incluye accesorios como aretes, collares, brazaletes y otros que sean de tu estilo, y no que estén de moda y te resulten tan extraños que pases la noche entera acomodándolos. Lo mismo se aplica al cabello, a la cartera que elijas, y a cualquier accesorio, calzado y prenda.

Ideas para vestir en una cita

La elección de las prendas que luzcas puede ser lo más complicado, pero no si lo haces con tranquilidad y seguridad. Si sabes de qué se trata la cita, podrás elegir un atuendo apropiado más fácilmente. Pero si será un encuentro sorpresa, busca prendas cómodas a la vez que prácticas. Tal vez unos shorts no demasiado reveladores con una blusa sean una buena elección para una cita informal, mientras que un vestido corto de tipo cóctel es genial para ir a un bar, un pub o una cena.

Si vas a ir a bailar, a un festival, un concierto, etc., elige prendas que te resulten cómodas y que te permitan moverte libremente, incluyendo un bolso pequeño que puedas colgar de tu hombro o frente al pecho.

Si no sabes cómo vestir para una cita, pon tus prendas favoritas sobre la cama (esas que te sientan bien y que te resultan cómodas), armando conjuntos completos, incluyendo el calzado más apropiado. Pruébatelas si no tienes seguridad, pero con sólo verlas allí tendidas podrás tomar la mejor elección. Recuerda que una prenda que te siente de maravilla, pero que te resulte tremendamente incómoda (ajustada, los breteles se caen, la falda se sube o se pega a tus piernas por la estática) terminará afeando tu aspecto, y restándole el disfrute a la velada. Usa vestidos que te den la seguridad de ser tú misma, y acertarás cada vez que elijas cómo ir vestida a una cita.

Si no estás segura, o si vas a ir de compras para esta velada, busca prendas que se vean bien, y que sean sólo un poco reveladoras. Pueden ser entalladas, apenas ceñidas, tener un escote medio, pero no demasiado ajustadas ni muy “abiertas”. Evita los colores demasiado oscuros y apagados; mejor algo colorido, alegre, pues esto sumará a tu propio estado de ánimo.

Finalmente, viste de acuerdo al clima y a tu bienestar. Ese diminuto vestido que te sienta de maravillas sería muy apropiado para una fiesta, pero no para un elegante restaurante, y mucho menos para un paseo por el parque cuando es invierno y te congeles. Viste en capas cuando haga frío: un abrigo adecuado, uno liviano extra si lo necesitas, y una ropa apropiada para interiores. Así, estarás a gusto en ambos escenarios, sin descuidar el look que te has esforzado en crear.

Tu actitud para la cita

La actitud positiva y la personalidad franca son los dos mejores atributos que puedes “vestir” en una cita. Especialmente con alguien nuevo: aparentar ser quien no eres no sólo sería inútil, impediría conocerse (que es el objetivo de la velada), y además siempre termina por quedar claramente demostrado. Si algo te gusta, dilo. Si algo no te gusta, también dilo: la cita es para disfrutar de a dos, y no para ser la compañía de alguien durante un largo y tedioso juego de bádminton.

Recuerda que aprender cómo vestirse para una cita es menos importante que ser tú misma en cualquier situación… aunque tal vez dejando un poco de misterio para un segundo encuentro, que seguro habrá si persigues esa actitud.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Ir Vestida a una Cita, te sugerimos que visites nuestra sección Vestimenta.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social