Cómo Ir Vestida a una Boda

Cómo Vestirse para una Boda

La mala elección en el atuendo puede resultar en miradas juiciosas, una novia ofendida, y un testimonio que puede durar muchos años, por eso hoy te contamos los consejos más útiles para que sepas cómo ir vestida a una boda sin robar la atención de la protagonista, ¡pero luciendo de lo mejor!.

Sea de día o de noche, al aire libre o en un salón, aprende qué es lo que debes tener en cuenta para elegir tu ropa y resaltar tu propia belleza.

Conoce los detalles de la boda

Antes de elegir el vestido que está de moda, o ese traje doble tan elegante que tienes en vista desde hace algún tiempo, para saber cómo vestirse en una boda necesitas conocer los detalles de la ocasión. Sólo con leer la tarjeta de invitación podrás saber mucho, por ejemplo, el horario te permitirá saber si se trata de una boda de día, al atardecer, o por la noche. El destino de la invitación te dejará saber, también, si fuera al aire libre o en un salón, y si hubiera una temática probablemente también estará incluida en la información.

Qué prendas vestir en una boda. Cómo vestirse para una boda. Claves para ir vestida a una boda. Qué ropa elegir para una boda

© Depositphotos.com/jerryb7

Imagen 1. Averigua los detalles de la boda y verifica el color reservado para la corte de la novia.

Verifica si en el papel se indica el dress code, o el código de etiqueta. Esto te dirá si se trata de rigurosa gala, si se requiere de prendas elegantes, si fuera formal, informal u otras especificaciones. Ten en cuenta que para las bodas de día es apropiado llevar vestido corto (a las rodillas, no demasiado) o vestidos de cóctel, y los largos suelen reservarse para la noche. Si en la invitación se indica vestimenta elegante, nunca asistas con prendas informales, y viceversa.

6 reglas para ir vestida a una boda

Para vestir siempre con adecuación, una vez que sepas los detalles que vimos arriba asegúrate de cumplir con las 6 reglas de oro para ir vestida a una boda:

1. Nunca vistas de blanco. Este es el color de la novia, exclusivamente, e incluso si ella decide no usarlo, ningún invitado debe hacerlo. Opta por los claros y pasteles, evitando los tono hueso, marfil, los off White y todo lo que se asemeje al blanco.

2. Nunca vistas de negro. El negro estiliza, es sobrio y elegante… pero no es apropiado para una boda. Puedes combinarlo con blanco, plateado u otros colores (por ejemplo: faldas o pantalones negros, y tops de otro color, destacado), pero no de negro completo, pues denotarías el luto o tu descontento por la unión.

3. Accesoriza de acuerdo al evento. Las piedras brillantes y las joyas voluminosas son apropiadas para la noche, no para el día. Las carteras y bolsos grandes son geniales para ir al súper, pero no para llevar a una boda. Si necesitas llevarlos (pues allí tienes numerosos elementos que “podrías llegar a necesitar”), déjalo en el coche y lleva contigo un sobre, un clutch u otro bolso pequeño.

4. Calza acorde al evento. Ten en cuenta que los tacones aguja son adecuados para eventos en piso firme y mayormente de noche, lo mismo que las sandalias altas brillantes y con pedrería, mientras que para el día deberías elegir tacones más bajos y tacos chinos, u otro tipo de calzado bajo.

5. No muestres de más. La boda seguramente es una ocasión a la que quieres ir vestida elegante y algo llamativa… pero no demasiado. No se trata de una discoteca: las minifaldas, los escotes muy bajos o amplios, los jumpsuits que te hacen ver como una femme fatal y las espaldas al descubierto súper sexis quizás sean mejor para una disco, no para una boda ya que es una ocasión familiar.

6. No politices. Una boda no es una ocasión para asentar testimonios sobre tu parecer en cuestiones políticas y otras delicadas. Vale decir: no lleves una estola sintética con un cartel que indique que “usar pieles es asesinato”, ni tampoco lleves una piel natural si tú las apruebas pero la novia o los anfitriones no lo hacen. Deja que sea una ocasión amena, pues es el día de los novios y no de los invitados.

Finalmente, recuerda lucir de un modo en que te sientas cómoda, linda y a gusto. El mejor vestido quedaría opacado si no pudieras moverte con libertad, o si te pasaras la velada acomodando los breteles, el largo o lo que fuera. No hay ninguna prenda que siente tan bien como la que te hace sentir a gusto, y es definitivamente lo primero que debes tener en cuenta para saber cómo vestir para una boda.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Ir Vestida a una Boda, te sugerimos que visites nuestra sección Vestimenta.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social