Cómo iniciarse en el arte de la pintura decorativa

La pintura decorativa es un arte y una actividad sencilla, cuyo grado de complejidad variará según los deseos del artista o del hobbista. Cualquier persona, aún quien no posea conocimientos en técnicas de pintura (ni mano de artista) puede darse a la labor de convertir objetos cotidianos en elementos decorativos y funcionales, poniendo en práctica algunos buenos consejos para saber dar los primeros pasos.

La pintura decorativa parece algo complicado, y lo es si buscamos la perfección desde el primer día. Pues es una actividad que requiere de tiempo, paciencia y práctica. Quienes han comenzado a recorrer este sendero, pueden ver los avances de sus logros a diario, si saben apreciar la labor y se alejan de la creación de una obra de arte desde el primer momento en el que tomaron un pincel.

Si tu también quieres comenzar a crear elementos decorativos con pinturas, hay algunos consejos que te van a ser de gran utilidad.

Por ejemplo, los materiales deben ser los adecuados para iniciarse en pintura decorativa. La pintura acrílica es ideal para comenzar, porque es limpia, fácil de aplicar, y muy económica.

Debido a que posee un secado muy rápido, para hacer efectos (fundidos, mezclados de colores en gradientes y demás) vas a necesitar también un retardador de secado, que es un gel liviano que se aplica sobre la pintura húmeda, para trabajar con tiempo y comodidad.

Las pinturas esmaltadas y oleosas son un tanto más laboriosas, y requieren de mayor tiempo de secado. Por ello, son ideales para lograr efectos visuales interesantes. Si son tus elegidas para iniciarte en el arte de la pintura decorativa, necesitarás contar con Thinner, que es un líquido que te permitirá alivianarlas, y también limpiar los elementos. Entre estas pinturas incluimos los óleos, que son ideales para utilizar con mayor consistencia, logrando texturas y volúmenes en las obras.

A la hora de comenzar a hacer trabajos de pintura decorativa, los pinceles también deben ser los adecuados. No compres pinceles profesionales, pero tampoco los más económicos. En las librerías y tiendas de artesanía te van a asesorar con los pinceles que más te convengan, tanto según el material a utilizar, como también para cada labor y cada grado de conocimiento y técnica que tengas.

Finalmente, también debemos escoger otros, como las acuarelas y témperas, los pasteles, los lápices y grafitos, los lápices acuarelablesy demás. Su elección dependerá de la labor a realizar, y la práctica constante es su único secreto para la creación de pinturas decorativas impactantes.

El lienzo de trabajo donde plasmar los trabajos puede ser cualquiera: desde marcos con lienzos convencionales, hasta cajas, cofres, bandejas o el elemento que quieras decorar. También en el mercado vas a encontrar una gran variedad de papeles para pintura decorativa, que te permitirán hacer creaciones y también ensayar sobre ellos, hasta obtener las técnicas deseadas.

La práctica, la paciencia y el disfrute de la actividad son los consejos iniciales para comenzar con labores de pintura decorativa. A partir de allí, el cielo es el límite para tus creaciones. Y si necesitas inspiración, puedes ver algunas imágenes de objetos retocados con pintura decorativa.

Gracias por leer Cómo iniciarse en el arte de la pintura decorativa, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?
6 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social