Cómo iniciar el alquiler de una propiedad

Antes de decidir donde ir a vivir deberás prestar atención a muchos detalles.

Cómo iniciar el alquiler de una propiedad

Cómo iniciar el alquiler de una propiedad

Iniciar el alquiler de una propiedad

Cuando abandonamos el nido y empezamos a extender las alas, todos nos puede parecer fascinante e intrigante a la vez. Nos creemos capaces de cualquier cosa, en especial de vencer al temor. Por eso, tenemos que tener especial cuidado a la hora de encarar nuestro primer alquiler inmobiliario, ya que usualmente los inquilinos novatos desconocen algunos aspectos básicos.

Ante todo, debemos tener en cuenta que podemos pedir ayuda a cualquier momento, sin vergüenzas ni temores. Recuerda que cualquier suceso que demande la presencia de un abogado, de un escribano, de un agente policial u otro semejante, es un asunto ya de por sí serio. Mejor será hacer las averiguaciones pertinentes antes de darnos a la tarea de alquilar.

Consejos para comenzar a alquilar

Comienza por mirar el mercado. Fíjate en los diarios y en la calle, y evalúa qué tipos de propiedades hay allí fuera. Al mismo tiempo, determina qué es lo que quieres de tu nueva residencia: un asentamiento más o menos permanente, algún sitio pequeño donde puedas permanecer unos tres años y nada más, un lugar con patio, con balcón, para compartir o para ti solo.

Cómo iniciar el alquiler de una propiedad
Cómo iniciar el alquiler de una propiedad

"En el proceso de alquiler puede que se te pida uno o dos garantes. Estos son personas (con bienes o propiedades) que responden por ti en caso de incumplimiento de contrato."

Esto te ayudará a saber si quieres alquilar un chalet, dúplex, departamento o casa, de manera más sencilla.

También determina bien la ubicación, y trázala en un mapa de tu ciudad. Haz el cálculo de cuánto tiempo te llevaría trasladarte hasta el trabajo en transporte público o en tu coche, o incluso a pie para saber si necesitas un lugar cercano a tu oficina o si puedes alquilar más lejos del centro urbano.

En el proceso de alquiler puede que se te pida uno o dos garantes. Estos son personas (con bienes o propiedades) que responden por ti en caso de incumplimiento de contrato. Intenta no comprometer a nadie con esta petición, ya que se trata de un asunto serio. Puedes solicitarle a tus familiares cercanos, si tienen una buena relación. De preferencia no elijas a tus amigos, ya que ante cualquier inconveniente hay una amistad en juego, y tampoco elijas a quienes tienen hijos pequeños.

Luego de haber visto muchas propiedades y haber encontrado la que parece ser la indicada, revisa cuidadosamente el contrato de alquiler solicitado. Fíjate sobre los pagos, las fechas, los montos, el nivel inflacionario, y todos los detalles que encuentres. Cualquier duda que tengas, consúltala con un agente de confianza o un escribano antes de firmar.

"Luego de haber visto muchas propiedades y haber encontrado la que parece ser la indicada, revisa cuidadosamente el contrato de alquiler solicitado."

Pero si ya has visto la propiedad en cuestión, y estás satisfecho con sus condiciones, aspectos y con los detalles del contrato de alquiler, entonces sí debes apresurarte a tomar ese alquiler. Ya habrás hecho nuestros cálculos, seguro, y no debes tomarte las cosas sin calma y templanza, pero tampoco debes dejar pasar las oportunidades, ya que los buenos alquileres (y las buenas propiedades) suelen salir del mercado como pan caliente.