Cómo ingerir ácido fólico

El ácido fólico es una de las vitaminas indispensables que se deben consumir para prevenir defectos en el tubo neural del bebé. Pero solo los previenen si se ingiere antes del embarazo y durante la primera etapa del mismo.

Cómo ingerir ácido fólico

Ácido fólico en el embarazo

La mayoría de las mujeres conocen la importancia de alimentarse y cuidarse durante todo el embarazo e incluso antes del mismo. Pero algunas pocas ignoran el hecho de cuales son las vitaminas fundamentales para un mejor desarrollo gestacional en los primeros meses.

Cómo ingerir ácido fólico
Cómo ingerir ácido fólico

© Depositphotos.com/72soul

Porqué se debe consumir ácido fólico en el embarazo

El ácido fólico, también conocido como vitamina B9, no puede faltar durante este periodo, ya que es indispensable para evitar defectos tanto en el cerebro como en el desarrollo de la columna vertebral del bebé.

Si al organismo de la mujer embarazada le falta esta vitamina, puede ocurrir que los tejidos que van formando al niño no se cierren correctamente y den origen a algún tipo de malformación.

Ahora, lo importante es consumir esta vitamina antes del embarazo y durante el primer trimestre, pasado este tiempo, ya no surtirá efecto, puesto que ya el bebé ha desarrollado esos sistemas.

Los defectos más comunes del tubo neural son la espina bífida y la anencefalia. También ayudan a prevenir el labio leporino y el paladar hendido.

Además el ácido fólico también ayuda a la mujer embarazada de otras formas,  produciendo más células sanguíneas, ayudando al rápido crecimiento de la placenta y el feto y a producir nuevo material genético.

Por esa razón, se aconseja a todas las mujeres que están esperando quedar embarazada o buscando un hijo, que comience a consumir ácido fólico desde antes de la gestación y posteriormente a ésta.

Alimentos con ácido fólico

El cuerpo de la mujer no produce esta vitamina, por lo que la única forma que el cuerpo la tenga es ingiriendo alimentos que la contengan, como son el hígado, vegetales de hojas verdes, legumbres y frutas cítricas. Esto, debido a la dieta o al gusto de muchas mujeres puede ser que no porten la cantidad diaria que necesiten de ácido fólico, por lo que lo más conveniente es consumir suplementos de ácido fólico.

"El ácido fólico, también conocido como vitamina B9, no puede faltar durante el embarazo, ya que es indispensable para evitar defectos tanto en el cerebro como en el desarrollo de la columna vertebral del bebé."