Cómo incorporar la aromaterapia a nuestras vidas

¿Qué es la aromaterapia?

La aromaterapia, como su nombre lo indica, es una terapia rutinaria de sanación o curación mediante la percepción olfativa y sensorial, mediante el contacto directo o indirecto con aceites esenciales y sus fragancias. Para muchos se trata de rutinas de belleza y salud muy apropiadas para el relax y el buen trato propio, mientras que para otros son verdaderas terapias cuasi-médicas.

Beneficios de la aromaterapia

Antes de incorporar la aromaterapia en nuestras vidas, debemos pensar en por qué estamos intentando insertarnos en ese mundo. El motivo, el fundamento de su incorporación, será lo que nos facilite enormemente la labor. Recuerda que la aromaterapia puede beneficiar no sólo tu bienestar y tus emociones, sino también tu salud física y mental, y también puede propiciar un mejor entorno anímico, e incluso incrementar algunas de tus funciones cognitivas y mentales, tales como la memoria sensorial y emotiva.

Usos y aplicaciones

Luego, debemos reconocer los usos y tipos de elementos, según el tipo de terapia (o los tipos) que queramos incorporar a nuestras vidas. Hay aceites que pueden ser aplicados directamente a la piel, para poder percibir sus aromas en diversos momentos, o también hay aceites y esencias que pueden ser aplicadas para usar en una rutina de masajes u otros similares. Hay otros, en cambio, que podemos usar como fragancias armonizadoras y ambientadoras de las estancias del hogar, en forma de sahumerios, geles aromáticos, velas u otros.

De tal modo, podemos acostumbrarnos al uso de un determinado aceite o esencia luego de la rutina de la ducha, incluso mezclándola en nuestra crema corporal hidratante. Podemos hacer jabones o lociones caseras para utilizar directamente en nuestra piel, según el tipo de esencia o aceite esencial que nos sea de conveniencia y utilidad.

Otra forma de incorporar la aromaterapia en nuestras vidas es mediante su uso en ambientes. Podemos elegir las esencias según su tipo o acción, y crear con ella sahumerios y aromatizantes para perfumar los ambientes del hogar. Así, podemos crear una fragancia para cada estancia, o también una general para la casa.

Para que este cambio no sea tan agresivo en quienes no acostumbran a perfumar el hogar de tal forma, se puede comenzar colocando flores o velas aromáticas desde unos días antes, para ir acostumbrando a nuestros sentidos a la tarea de entregarse a la aromaterapia.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo incorporar la aromaterapia a nuestras vidas, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidado de la Piel y el Cuerpo.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social