Consejos para Viajar a la Selva
Inicio - 12447 Artículos
Familia y relaciones - 1449 Artículos
Viajes y Recreación - 286 Artículos

Consejos para Viajar a la Selva

Versión para imprimir.

Volver a Consejos para Viajar a la Selva
(Solo se imprimirá lo que está dentro de las lineas de color naranja)
Consejos para Viajar a la Selva
No hay dudas que recorrer una selva es solo para aventureros extremos. Deberás ir muy bien preparado, por eso aquí te contamos todos los detalles para organizar el viaje.
Artículo extraído de www.comohacerpara.com

10 Tips para Viajar por la Selva

Antes de hacer un viaje por la selva es necesario que tengas en cuenta algunas cuestiones básicas. Por ejemplo, la temperatura, las lluvias, la humedad, las posibles enfermedades u obstáculos que vas a encontrarte en el camino. Algunas recomendaciones pueden serte de mucha utilidad, por más de que consideres que se trata de algo “sabido”.

Aquí te damos 10 tips claves para disfrutar de esta aventura.

1. Empaca correctamente: Puedes elegir hacer base en una ciudad cercana y desplazarte hasta la selva con un bolso más pequeño, o bien dejar la maleta en un locker en el aeropuerto. Al momento de empacar, recuerda que la ropa debe ser lo más cómoda posible, de algodón, de mangas largas y de colores claros. Los pantalones deben estar hechos con un material de secado rápido. Los tonos oscuros no son aconsejados por dos razones: la primera porque te dan más calor, y la segunda porque atraen a los insectos. El calzado perfecto para la selva es aquel que te proteja más arriba del tobillo, sobre todo si pasarás por zonas pantanosas.

2. Arma un botiquín de primeros auxilios: Si vas a viajar por la selva y es la primera vez que lo haces, es mejor que contrates un guía que conozca la zona y se encargue de ciertas cuestiones adicionales, tales como la comida, el agua y los medicamentos. Los que no pueden faltar en un botiquín son los analgésicos y antihistamínicos para los dolores de cabeza o malestares producidos por el calor, el sol o las picaduras. A su vez, consulta cuáles son las vacunas requeridas para la región; las más frecuentes son fiebre amarilla, tétanos y malaria. Añade vendas, antisépticos y gasas por si hay heridas superficiales.

3. Permanece hidratado: Durante los recorridos en la selva el calor y la humedad serán protagonistas estelares. El consumo constante de líquidos puede marcar la diferencia entre pasarlo bien o no. El clima tropical hará que nos deshidratemos rápidamente, más allá de la actividad física que estemos haciendo, por eso es fundamental llevar agua potable porque no todos los ríos o lagos que encontremos serán aptos para el consumo humano. Puede ser una buena alternativa usar pastillas potabilizadoras, o sino armar un filtro con arena y piedras.

4. Respeta las comunidades autóctonas: Si tienes contacto con aborígenes, es preciso respetar sus costumbres y decisiones. Algunos grupos dan la bienvenida a los turistas y otros son más reservados y no les gusta que los molesten en sus quehaceres diarios. En el caso de que seamos bien recibidos, evitará problemas recolectar muestras de fauna o flora, tomar fotografías sin preguntar antes o inmiscuirse en las actividades sin autorización. Siempre actúa con respeto.

5. Contrata un guía: Como dijimos antes, es preciso contar con alguien que conozca la zona y nos pueda ayudar. Es peligroso y difícil andar entre árboles, pantanos y ríos sin conocimientos, ya que podemos perdernos ante la exuberancia vegetal o tener accidentes. Si el camino no está señalizado y queremos ir a un sitio no tan popular, un guía local es la mejor alternativa.

6. Evita la humedad: La selva es un lugar muy húmedo y esto puede afectar no sólo a nuestro cuerpo y ropas, sino también a los demás elementos que llevemos, sobre todo dispositivos electrónicos, y también el pasaporte. Es recomendable guardar todo en bolsas de plástico selladas herméticamente. Se puede adquirir una cámara que no se empañe por dentro (algo muy frecuente por los vapores de la selva) o bien aquellas que resisten más la humedad, como las sumergibles.

7. Recuerda que no habrá electricidad: La mayoría de las actividades (por no decir todas) se realizan durante el día, ya que a la noche no sólo no hay nada de luz, sino que también es el momento en que las fieras salen a cazar a sus presas. Una buena linterna con las baterías ya recargadas antes de llegar es una excelente idea (llevar al menos un par de repuesto). En el caso de dispositivos electrónicos se puede optar por llevar una batería adicional, o utilizar un cargador solar portátil.

8. Lleva una maleta liviana: Lo mejor es una mochila donde se pueda guardar todo lo que necesitamos, y además sea de un material impermeable. Es preferible que sea de color verde para que se camufle con la maleza. Nada de maletas rígidas o con ruedas, esas que sirven para ir de compras o caminar por la ciudad. Existen fundas de plástico que se colocan en la mochila para resguardarla de la lluvia.

9. Aprovecha diferentes medios de transporte: Para viajar por la selva, el único medio de transporte no es la caminata, aunque es verdad que en gran parte del trayecto hay que estar a pie. En el caso del Amazonas, por ejemplo, hay barcos, botes y lanchas que cruzan por los ríos para conectar diferentes zonas. En algunos casos, los viajes son más extensos y es necesario dormir en la barcaza con una hamaca. Nada mejor para aprovechar la tranquilidad del agua y mirar las estrellas.

10. Presta atención a lo que consumes: Puede que al viajar por la selva quieras probar diferentes comidas, según se alimentan los nativos. Sin embargo, tu cuerpo no siempre estará acostumbrado a los ingredientes, por ejemplo. Come en pocas cantidades y no dudes en llevar algunos snacks en tu mochila. Evita las comidas crudas y no tomes ningún fruto de un árbol si no te han afirmado que es comestible e inofensivo.

¿Tienes planificado viajar por la selva? Gracias a estos consejos, tu experiencia será realmente maravillosa. ¡Buena suerte!

Artículo extraído de www.comohacerpara.com
Contáctanos | Términos y condiciones
Consejos para Viajar a la Selva - Versión para imprimir