Cómo Imitar Barro Cocido

Técnica de Imitación de Barro Cocido

Si quieres darle un toque rústico y natural a tus objetos, esta técnica te encantará, pues te enseñará a imitar barro cocido por pocas monedas, y con todo éxito. Sólo necesitarás algo de paciencia para el secado, dependiendo de la superficie o elemento a cubrir, y podrás personalizar tus creaciones a tu gusto. ¡Incluso adaptarla para imitar piedra, o la textura del cuero!

Materiales para imitar texturas de barro cocido

Para imitar barro cocido y otras texturas necesitas ingredientes que seguro ya tienes en casa y, si no fuera así, los conseguirás por poco dinero en muchísimas tiendas. Reúnelos y prepáralos de acuerdo a estas instrucciones:

Engrudo casero: Para el adhesivo usaremos un engrudo casero muy fácil de preparar, totalmente natural y que permite pinturas y otros por su textura natural.

Método de imitación del barro cocido. Técnica simple para imitar barro cocido. Texturas de barro cocido imitación

© Depositphotos.com/lunamarina

Imagen 1. Con algo de paciencia puedes diseñar texturas para imitar arcilla modelada, cuero, piedra rústica, madera, etc.

Para hacerlo, pon en una ollita 500 cm3. de agua del grifo, y disuelve una cucharada de sal fina común. Agrega 50 gr. de harina común, sin leudantes ni levaduras, y disuelve bien con un batidor de varillas. Lleva al fuego moderado, revolviendo, hasta que la preparación tome consistencia (sin dejar hervir fuerte). Cuando tenga la textura que deseas, retira del fuego y agrega dos cucharadas de vinagre blanco. Integra todo con una cuchara o un batidor, y deja enfriar cubierto hasta el momento de usar.

Si vas a prepararlo para usar al día siguiente, cuando temple un poco, ponlo dentro de un frasco de conservas limpio y seco, y cierra la tapa; conserva en la nevera por seguridad.

Papel: El papel que mejor se adapta a la imitación de barro cocido es el tissue. Usa pañuelos descartables o papel sanitario. Divide las hojas y las piezas y, con cuidado, retira los lados rectos cortando con las manos, para que queden expuestas las fibras y no se noten líneas en tu trabajo.

Una manera simple de hacerlo es adquirir un rollo de papel sanitario que no venga con troqueles divisores, y pasar suavemente un papel de lija por los lados, para desintegrarlos. Corta luego el papel en trozos pequeños.

Pincel: Usaremos casi cualquier pincel o pinceleta pequeño que haya en casa. Si no tienes, fabrica uno asiendo un trozo de espuma de goma al extremo de una cuchara.

Adhesivo: Dependiendo del elemento que vayas a usar como base, puede que necesites un adhesivo de mayor potencia. Si fueras a imitar barro cocido sobre metal, plástico, cerámica o vidrio, por ejemplo, será conveniente usar un poco de adhesivo universal incoloro entre la superficie y la primera capa de papel, para asegurar que el trabajo se adhiera bien.

Pintura: Para este trabajo necesitamos una simple pintura látex decorativa. Elige una color chocolate para la imitación de barro cocido, una gris para hacer piedras, y una negra (u otra) para imitar el cuero.

Barniz: Lo mejor es usar un barniz marino de base látex, para acelerar el tiempo de secado y dar un brillo similar al esmaltado, no demasiado como para restar realismo a la textura deseada.

Pasos para imitar barro cocido

Ya que tengas todos los materiales preparados en la mesa de trabajo, limpia muy bien el elemento que quieras cubrir con esta técnica para imitar barro cocido. Puede ser un plato o bandeja que se haya roto y quieras aprovechar, o un cuenco, una vieja olla que ya no sirva, un tiesto o maceta para el exterior, o incluso hacer platones de adorno, tapas de mesas, ¡lo que quieras!. Límpialo y sécalo.

Dependiendo del material, quizás necesites colocar algunos puntos de adhesivo y poner papeles para que queden fijos. De lo contrario, sólo pincela con el engrudo casero toda la superficie y comienza a colocar los trozos de papel tissue, verificando que tengan los bordes desparejos. Usando el pincel y dando golpecitos, aplica engrudo por encima para que el papel tome la forma del elemento. Repite hasta cubrir toda la superficie, por ambos lados, y deja secar muy bien. Pasa una segunda capa de papel repitiendo la técnica, y una tercera o más capas si quieres dar más resistencia.

Cuando haya secado a la perfección, pinta con el acrílico en el color adecuado de acuerdo al estilo (barro cocido, piedra, cuero u otro). Deja secar, y aplica una segunda capa de pintura si lo consideras necesario. Ya seco, dale los detalles que consideres para complementar la textura deseada. Una idea es dibujar las líneas de costura en la imitación de cuero, o usar la técnica de pincel seco con acrílico negro (o usar grafito y una brocha) para la de piedra, o dar salpicaduras de color rojizo u otro para imitar el barro cocido.

Una vez completamente seca la pintura, aplica una capa de barniz marino semi mate, y deja secar. Pasa una segunda capa si fuera un elemento a lucir en el exterior. Habrás creado una cobertura sensacional y bien protegido, aptos para poner elementos húmedos, plantas, o cualquier cosa que quieras.

Esta es una genial técnica para aprovechar los elementos rotos o los descartables cuyas formas vayan con la decoración de tu hogar, pero esta vez mejorando su aspecto con este singular método de imitación de barro cocido.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Imitar Barro Cocido, te sugerimos que visites nuestra sección Manualidades.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social