Aprovechar la luz natural en la decoración

Más luz natural, menor consumo artificial

En las habitaciones y estancias del hogar donde la luz natural se ve obstaculizada en su ingreso, la solución práctica sería una renovación estructural de paredes y techos de casa. Pero esta solución es, además de costosa, no muy práctica, en especial si rentamos la propiedad. Pero podemos poner en práctica algunos trucos y soluciones, para aprovechar al máximo la luz natural, sin gastar de más y disminuyendo el uso de la luz artificial.

Colores que resaltan la luz natural

El primer truco, mucho menos costoso que una renovación estructural, consiste en cambiar la paleta cromática de las habitaciones. Elige colores claros para paredes y techos, y también para el piso con pinturas, materiales o alfombras. Para aumentar la percepción de luz natural, en lugar de blanco tradicional elige los colores amarillo, maíz y crema para las paredes y los techos.

Coloca elementos decorativos claros, o con transparencias (vidrios, jarrones y demás). Puedes hacer esto en sólo un día de trabajo, gastando poco para aclarar virtualmente cualquier estancia del hogar. Estos elementos aportarán brillos especiales, y darán además más liviandad al espacio.

Telas, adornos y muebles

Las telas y tapizados también tienen mucho que ver con la iluminación de los ambientes. Reemplázalas o cubre tus tapizados oscuros con telas claras, livianas, sin texturas demasiado intrincadas. Esta sencillez, junto con el color claro, aportarán más luz o luminosidad a la habitación. Este es un truco sencillo que puedes poner en práctica en comedores, salas y habitaciones por igual.

También puedes hacer murales o adornos de pared que den la percepción de apertura. Con la técnica de mural puedes pintar un ventanal en tu pared cerrada, o también puedes colocar un barral con cortinas livianas y claras, aunque del otro lado no haya ventana alguna. Esto restará la percepción de encierro, y permitirá una mejor apreciación de la luz artificial que esta sala necesita.

Procura mantener una línea simple en tus mobiliarios. Los puntos focales recargados apagan los ambientes, aunque los pintes de colores claros. Además, la colocación de grandes muebles minimiza la libre circulación de la luz que el ambiente pueda recibir. Por ello, procura mantener los ambientes limpios y libres de demasiados elementos, empotrando cajas de luz, bibliotecas y demás, y aprovechando estantes altos para que la luz cubra por completo cada habitación, minimizando el gasto y engañando al ojo, en una percepción de luz natural.

Uso optimizado de las luces

En lo que respecta a la iluminación, debes crear una sensación más integral. En lugar de lámparas puntuales, haz tu propio lucernario. Podrás lograrlo con una simple estructura redonda o rectangular de grandes dimensiones, y una plancha de acetato, policarbonato, resina o vidrio opaco, y tubos de bajo consumo de colores cálidos. Para mejorar la sensación de luz natural, recuerda ese punto. La luz fría resulta más artificial, mientras que la cálida dará una percepción de luz solar inigualable.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo iluminar las habitaciones con la decoración resaltando la luz natural, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social