Cómo iluminar el hogar sin gastar de más

Iluminar nuestro hogar

El gasto de iluminación es, según estudios de las entidades prestadoras del servicio, un tercio del gasto total de consumo eléctrico del hogar. Por ello, si ahorramos en su uso lograremos ahorrar una gran parte del gasto total.

Veamos algunos de los trucos y consejos que podemos aplicar para minimizar el consumo eléctrico utilizando la iluminación más apropiada.

Consejos para ahorrar energía eléctrica

Apagar las luces. En lo que respecta al gasto por consumo, hay dos consejos básicos. El primero es hacer un hábito cotidiano el apagar las luces de los ambientes que no estemos ocupando. También, si estamos dentro de una estancia o habitación, sólo debemos encender las luces que nos sean de necesidad, para tener suficiente luz según las tareas a desarrollar.

Por ejemplo, si vamos a ver una película, bastará con la luz de la pantalla o, a lo sumo, un tenue velador por detrás de nuestra espalda. Si vamos a leer, bastará con una lámpara de pie o un velador que ilumine las páginas del libro, y nada más. Es decir, debemos concientizarnos en usar sólo la luz que necesitamos, y no dejar encendidas luces en lugares donde no se encuentra nadie.

Lámparas bajo consumo. Luego, el segundo consejo es uno que hemos escuchado casi en eco en los últimos tiempos: utilizar lámparas, bombillas, focos y tubos de bajo consumo. Aunque el gasto de compra es superior, el ahorro mediante su uso hará una gran diferencia en el consumo eléctrico general.

Luz natural. La mejor forma de iluminar sin gastar de más, es aprovechando al máximo el recurso de la luz natural. Por lo tanto, procura que tus ambientes la aprovechen el mayor tiempo posible. Retira las cortinas oscuras, y si necesitas bloquear la visibilidad, coloca cortinas livianas que dejen entrar la luz, en colores claros. También retira plantas y adornos que bloqueen el ingreso de la luz natural al hogar. Si las ventanas y aberturas vidriadas dan a una pared, píntala en colores claros, para que refracten la luz hacia el interior. Los colores claros en las paredes, techos y pisos del hogar también nos ayudarán a minimizar el consumo de luz artificial.

Foto sensores. Otra forma de ahorrar en la iluminación es colocando foto-sensores en las luces de seguridad del exterior, como en el jardín y en el frente de la casa. Estos elementos encienden automáticamente la luz cuando la iluminación natural no es suficiente, según la graduación que le indiques. Para evitar que quede encendida durante toda la noche, puedes agregar un sistema de detección de movimiento, para que sólo se encienda si hay transeúntes o visitantes.

Recuerda que la mejor manera de ahorrar es evitar el gasto. Apaga las luces que no necesites en verdad y regula la altura de lámparas y luminarias, así como su intensidad, para iluminar el hogar sin gastar de más. Así notarás un gran cambio en la factura eléctrica.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo iluminar el hogar sin gastar de más, te sugerimos que visites nuestra sección Economía y Ahorro.

Esta nota te fue útil?
7 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social