Cómo Identificar Problemas de la Tiroides

Señales de Problemas en la Tiroides

A veces un simple sarpullido, un resfrío o una jaqueca son subestimados como actos estacionales y momentáneos, y no como posibles signos que te permiten identificar problemas de la tiroides. Pero debes conocer cuáles son estas señales y detectarlas, individualmente o en conjunto, para poner en marcha todo tu mecanismo de protección.

¿Qué es la tiroides?

La glándula tiroides se encuentra ubicada en el cuello, por encima de la clavícula. Es relativamente pequeña, pero cumple una función enorme dentro de nuestro cuerpo: produce las hormonas que regulan múltiples funciones y acciones del organismo, incluyendo la quema de calorías, la velocidad del ritmo cardíaco, muchas de las funciones metabólicas, la regulación del crecimiento, de la temperatura corporal, la tensión arterial y muchas más.

Señales para detectar problemas con la tiroides. Aprende a identificar problemas con la tiroides. Tips para detectar inconvenientes con la tiroides

© Depositphotos.com/alexraths

Imagen 1. La ecografía de cuello te permitirá determinar si tienes problemas de tiroides.

Las enfermedades y problemas de la tiroides más habituales incluyen bocio (agrandamiento de la glándula), tiroiditis (hinchazón de la glándula), hipertiroidismo (producción excesiva de hormonas tiroideas), hipotiroidismo (producción escasa de hormonas tiroideas), y puede ser propensa al desarrollo de nódulos y células cancerígenas.

Si bien los síntomas pueden variar según cada condición, hay algunas señales tempranas de advertencia que puedes observar en tu cuerpo. Si lo haces, o si sospechas que algo está mal en tu organismo, no dudes en consultar con tu médico de cabecera. La salud no es algo que debas dejar esperar, y siempre es mejor estas prevenido que lamentarlo.

Síntomas físicos de problemas con la tiroides

Para identificar problemas con la tiroides debes estar atento a estos síntomas en tu cuerpo:

  • Adormecimiento o dolor muscular: Si las actividades simples y hasta el reposo te hace sentir dolor muscular o adormecimiento en las extremidades, puede haber un problema en la glándula tiroides.
  • Aumento de apetito: es habitual tener un aumento del apetito, en particular por ciertos alimentos grasos y azucarados. También puede haber alteraciones en los sentidos del gusto y del olfato.
  • Aumento del peso: si tu alimentación o actividad física no ha variado, pero aumentas repentinamente de peso, en especial en la parte media del cuerpo, los muslos y los glúteos, puede haber problemas con la tiroides. Lo mismo si intentas bajar de peso y no lo logras comiendo sano y haciendo ejercicio.
  • Caída de cabello: Los problemas de esta glándula suelen verse acompañados de una caída excesiva del cabello, y una menor producción del mismo.
  • Dolor y malestar en el cuello: Por su ubicación, los inconvenientes en la tiroides pueden provocar dolor y malestar en el cuello, la nuca y la garganta, especialmente al frente. La inflamación en esta zona merece consulta urgente con el médico.
  • Estreñimiento, constipación: es uno de los síntomas más habituales: no tener movimientos intestinales regulares o saludables, que normalmente no suelen recuperarse modificando la alimentación (por ejemplo, consumiendo fibras y laxantes).
  • Hipertensión: La alta tensión arterial sin un cuadro que la justifique, y también los altos niveles de colesterol LDL (”malo”) llevando una alimentación adecuada y ejercicios, puede ayudarte a identificar problemas.
  • Palpitaciones cardíacas y agitación: si notas el ritmo de tu corazón acelerado sin un motivo que lo justifique, o si sientes pulsaciones notorias en las muñecas o el cuello, puede haber demasiadas hormonas tiroideas en tu sistema.
  • Piel seca: otro de los síntomas más habituales es tener la piel más seca de lo normal, sin condiciones ambientales o conductas que lo justifiquen (por ejemplo: al usar ciertos productos de limpieza en el hogar).

Síntomas emocionales

Algunos de los síntomas de carácter emocional y conductual que denotan posibles problemas en esta glándula incluyen:

  • Aumento del sueño: Si duermes más de lo normal y te sientes cansado y aletargado sin razón.
  • Baja en la libido: La falta de apetito e interés en el sexo puede denotar una baja producción de hormonas tiroideas.
  • Confusión: La falta de concentración, de enfoque, de agilidad mental y la confusión son otros habituales síntomas.
  • Sensación de tristeza, depresión: cuando la glándula no funciona adecuadamente es muy habitual que se alteren los niveles de serotonina en tu cerebro, que es la hormona de “sentirnos bien”. Esto te hará sentir triste, desmotivado, desganado y hasta depresivo, sin explicación aparente.

Recuerda: estos síntomas pueden aplicarse a un sinfín de condiciones de la salud, incluyendo problemas en la tiroides. Si los notas, consulta siempre con tu médico de cabecera para hacer una diagnosis y tratamiento adecuados.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Identificar Problemas de la Tiroides, te sugerimos que visites nuestra sección Enfermedades y prevención.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social