Una económica renovación del hogar

Renovaciones del hogar, cambios de cara económicos

Como ya hemos visto muchas veces, el buen mantenimiento, higiene y conservación de los espacios, elementos, objetos y electrodomésticos de nuestro hogar es una manera muy efectiva de ahorrar. En especial considerando potenciales refacciones y reparaciones: el buen mantenimiento es un punto casi obligatorio para la economía doméstica efectiva.

Sin embargo, en ocasiones necesitamos un cambio, una renovación, un aspecto revitalizado, sin que se deba a refacciones y reacondicionamientos por fallos. Es allí cuando debemos pensar en una renovación del hogar que no involucre un gasto excesivo.

Pinturas y texturas

Para renovar los ambientes no hace falta cambiar todo el mobiliario y los objetos. Podemos aplicar cambios efectivos y económicos en puntos clave. Por ejemplo, la pintura es una forma ideal de renovar todo tipo de espacios, por poco dinero.

Los ambientes con azulejos y cerámicos pueden cambiar su aspecto simplemente con una efectiva labor de pintura de estas superficies. Podemos dar colores planos o texturas cromáticas diversas, e incluso crear patrones y diseños decorativos por poco dinero y en poco tiempo de trabajo.

La pintura de las paredes no supone obligatoriamente un cambio absoluto. Aprovechando el color existente podemos crear texturas y formatos decorativos con poco material. Una idea es aplicar efectos de pintura seca, fundidos o texturas con elementos sobre el color existente. Tan sólo debemos limpiar bien la superficie y aplicar la nueva capa con los materiales adecuados.

Vinilos y esmaltes especiales

Otra opción es modificar el aspecto de paredes, techos, pisos y todo tipo de superficies, aplicando con astucia láminas adhesivas o vinilos decorativos. Esto es muy económico, y permite diseños llamativos en pocos minutos.

También podemos mejorar las estructuras y el aspecto de otros elementos del hogar. La bañera, el lavabo, la taza del baño y todo elemento esmaltado puede ser refaccionado por poco dinero con esmaltes comerciales, evitando así el cambio de estos elementos.

Pequeños muebles

También puedes aumentar el espacio de guarda con pequeñas modificaciones a los elementos existentes. Si tienes un banquillo, acondiciónalo para que la tabla de asiento se convierta en una tapa. Esto te dará un cajón de guardado, con sólo la aplicación de bisagras debajo de la tapa y algunos listones de madera. Aprovecha la parte inferior del lavabo para colocar maderas y crear una estantería original en una zona en desuso.

Las estanterías también serán bienvenidas en zonas de poco uso, para evitar la compra de grandes muebles y mejorar la comodidad en tus espacios. Por sobre la cabecera de la cama, en pasillos y corredores, debajo de las escaleras, sobre la taza del baño o el lavarropas y otros tantos, serán espacios ideales para esta labor.

Finalmente, da tu toque personal a los muebles existentes para evitar un recambio. Cambia los tiradores y pomos, y también los terminales de las cortinas. Coloca una manta sobre el sofá en lugar de retapizarlo, y cambia de lugar tus cuadros. Coloca alfombras y moquetas donde el piso tenga fallas muy caras de refaccionar. Pinta los marcos de cuadros, espejos y ventanas, y atrévete a cambiar tus pequeños elementos decorativos diarios por otros económicos. Con poco dinero, habrás renovado tu hogar por completo.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Ideas y recursos para renovar nuestro hogar sin gastar mucho dinero, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social