Ideas para Reutilizar los Flotadores de Piscina

Cómo Reutilizar los Flotadores de Piscina

El fin del verano trae aparejada la rebaja de precios de los elementos de piscina, que nos tientan a comprarlos y aprovecharlos, sumándolos a todos los elementos que hemos usado en esta temporada que se termina. Por eso, hoy te enseñamos algunas ideas para reutilizar los flotadores de piscina, en proyectos caseros que seguro querrás implementar en casa.

Para estos proyectos usaremos los conocidos como fideos de piscina (pool noodles), flota flota, tubos de flotación, tubos de espuma, o con el nombre que sea. Se trata de estos tubos largos, normalmente huecos al centro, confeccionados con un material sintético repleto de espacios de aire que, sumados al comportamiento normal del material, permiten una flotación impecable.

Qué hacer con los tubos flotadores de piscina. Tips para reutilizar los flotadores para piscina. Ideas para aprovechar los tubos flotadores de piscina

© Depositphotos.com/fotomircea

Imagen 1. Los tubos de flotación tienen otros usos fuera de la piscina. Son fáciles de trabajar, coloridos, flexibles y resistentes. ¡Aprovéchalos!

Los pool noodles se usan para divertirse en la piscina, pero también son fundamentales para los niños que están aún aprendiendo a nadar. Puedes doblarlos, anudarlos, entretejer unos con otros para crear colchones flotantes para los adultos, y hasta  envolverlos en torno a contenedores plásticos para crear tu propia nevera flotante que mantenga frías las bebidas en tus juegos al sol.

10 ideas para reutilizar los tubos flotadores de piscina

Termina el verano, ya no usamos la alberca, y buscas ideas para aprovechar los tubos flotadores. Aquí te proponemos algunas opciones fáciles para dar más practicidad y seguridad a tus ambientes:

1. Ayuda para tu coche. Si tienes que colocar elásticos en el portaequipajes superior (porta esquíes también), hazlos pasar por la perforación del centro de los flotadores, para evitar que se raspen contra la carrocería, a riesgo de arruinar la pintura.

2. Ayuda para tus manos. Si tienes que trasladar cajas pesadas, envuélvelas con cinta o con sogas dejando un espacio por encima. Toma un trozo pequeño del flotador, córtalo en un radio, y úsalo para envolver esta soga o el asa de cualquier elemento para proteger tus manos. Lo mismo si tienes que hacer una mudanza; haz pasar las sogas por el hoyo central de los pool noodles para que la soga no marque ni dañe tus pertenencias.

3. Cobertor de bordes y patas. Corta los tubos hasta la mitad, a lo largo, y encastra en el borde de la bañera, de las mesas de café, en las esquinas angulosas, y en todo sitio donde tu bebé pudiera golpearse por accidente. También puedes proteger las esquinas de las alacenas superiores (donde siempre damos buenos cabezazos) o envolver las patas de los muebles que a menudo pateamos al caminar descalzos.

4. Enderezador de botas. Si tienes muchos pares de botas de caña media y alta, corta trozos de flotadores a la medida y ponlos allí dentro, para que la caña no se doble y tus botas queden impecables.

5. Freno de puertas. Ideal para proteger los dedos de tus niños, los portazos con las corrientes de aire, y más. Corta un tramo de unos 20 cm de largo de un tubo de flotación, córtalo a lo largo en un radio, y encástralo en el borde lateral de la puerta (alto, para que los niños y mascotas no los alcancen).

6. Funda de perchas y colgadores. Para que tus camisas y blusas no se marquen con perchas demasiado delgadas, corta dos tramos de pool noodle del tamaño de cada “hombro” de la percha, ábrelos en un corte a lo largo de un radio (es decir: cortando entre un lado y el centro), y ponlo en los hombros de la percha, y también en la barra para colgar pantalones.

7. Guarda de sierras. Para que tu serrucho, sierra y hasta los cuchillos más grandes no se oxiden ni junten suciedad, y especialmente, para proteger tus manos al buscarlos, corta un poco del tubo flotador del largo de la hoja, ábrela hasta el centro, y envuelve con ella las sierras cortantes.

8. Nevera flotante. Corta tramos de flotadores en los tamaños del ancho y largo de un gran contenedor plástico. Pasa una soga por el agujero del centro, y envuelve en torno al contenedor para hacer una genial conservadora para la piscina. De igual manera, crea un flotador para conservar los juguetes que tu hijo usa en la bañera.

9. Protección en la cama. Para evitar que tu hijo se gire mientras duerme y quede a riesgo de caer, pon tubos de flotación a lo largo entre el colchón y la sábana inferior. Creará un “tope” que, cuando el cuerpito de tu hijo lo toque, instintivamente se alejará.

10. Protección en los juegos. Corta tramos a medida y ábrelos hasta el centro para envolver los tirantes de la cama elástica, las cadenas de los columpios, los bordes del asiendo y otras partes de los juegos de los niños que puedan calentarse de más o provocarles algún daño.

¿Ya te sientes inspirado con estas propuestas para reutilizar los flotadores de piscina? Ponte en acción y haz tus propias creaciones prácticas y funcionales.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Ideas para Reutilizar los Flotadores de Piscina, te sugerimos que visites nuestra sección Manualidades.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social