Ideas para organizar la economía domestica con tu pareja

El tema económico en la pareja puede ser causa continua de peleas. Pero la organización y al confianza mutua debe reinar para el bien de ambos.

Ideas para organizar la economía domestica con tu pareja.

Cómo organizar los gastos en pareja

Cómo organizar las finanzas con la pareja

La economía en la pareja puede ser un delicado tema de conflicto, si no la sabemos adaptar a nuestros objetivos comunes de vida. En especial al inicio de la convivencia, o a lo largo de todo el camino que recorramos juntos en la vida: los ingresos, los sueldos, el dinero combinado puede tener sus beneficios, y también sus particularidades.

Cuando hay dos ingresos en la familia, el tema del “quién gana más” puede ser complicado. Sin embargo, si sabemos aplicar una estrategia conjunta, podemos crear un sistema adecuado para darnos gustos sin rescindir el cumplimiento de las necesidades y obligaciones residenciales.

Dos sueldos, dos presupuestos

Por ejemplo, una gran técnica es destinar uno de los sueldos al mantenimiento del hogar, y el otro a los gastos extra, planes de pago y demás. Si la pareja logra llegar a este acuerdo, sin miramientos ni condiciones, se puede crear dos cuentas independientes. Con una de ellas se pagará el alquiler o el arriendo, los gastos de impuestos o servicios, y los gastos de mantenimiento, alimentación y otros.

Ideas para organizar la economía domestica con tu pareja.
La economía en la pareja suele ser un delicado tema de conflicto.

"Cuando hay dos ingresos en la familia, el tema del 'quién gana más' puede ser complicado."

El otro sueldo será destinado, así, al gasto de superfluos y anexos. Es importante que ambas partes de la pareja posean acceso indiscriminado a ambas cuentas, para fomentar la participación, la confianza y la comodidad el uno con el otro.

Dos sueldos, una misma cuenta

Otra manera de eliminar los disturbios hogareños por el doble ingreso de sueldos es crear una cuenta común, con acceso ilimitado de ambos. Así, se determinarán las tareas mensuales de pagos de residencia, mantenimiento y vida, destinando un porcentaje o un monto mensual a ello, que no debe ser violado bajo ningún aspecto. Luego, se puede destinar el resto del dinero para pagos anexos, compras superfluas, entretenimiento, viajes, planes de pagos y demás.

"Es importante que ambas partes de la pareja posean confianza en el otro."

En ambas ideas, es importante que ambas partes de la pareja posean confianza en el otro. No se deberán cuestionar gastos menores, ya que esto podría alterar la convivencia. En caso, por ejemplo, de aparecer gastos desproporcionados, sí se debe consultar ya que puede tratarse de un gasto no efectuado por alguna de las partes de esta pareja. Sin embargo, si la otra persona nos indica que ha sido él quien ha hecho tal gasto o tal retiro de la cuenta de ahorros, debemos confiar: puede que nuestra pareja esté planificando una gran sorpresa, y nuestro constante cuestionamiento por sospechas puede sólo matar a su empeño por sorprendernos y agasajarnos.

Ten confianza, habla con tu pareja, y creen un uso compartido de ambos ingresos, como si no existiera la diferencia entre ambos en lo laboral.