Ideas para Mejorarte a ti Mismo

Aprende cómo convertirte en esa persona que siempre has querido ser con actos cotidianos que puedes practicar cuando sea.

Ideas para Mejorarte a ti Mismo

Tips para Mejorarte tus Cualidades

En algún momento de nuestros días, o de nuestras vidas, hemos tenido ese deseo a menudo oculto, en el que nos confesamos a nosotros mismos que quisiéramos “ser como tal persona que aprende idiomas tan fácil”, o como María “ que parece tener siempre algo interesante para decir”. O, quizás, no te has comparado con alguien sino que te has lamentado de carecer de ciertas cualidades, repitiendo en tu mente frases como “quisiera ser más interesante”, o “me gustaría haber nacido con esa cualidad de atraer a los demás”. ¡Deja de lamentarte! Todo es posible en lo que respecta a quienes somos, y lo verás con estos consejos fáciles para saber cómo mejorarte a ti mismo.

Cómo mejorarte a ti mismo. Consejos para mejorarte y aprender
Apaga la TV y sal a caminar. No sólo mejorarás tu salud, sino también tus habilidades sociales.

© Depositphotos.com/SimpleFoto

Lo absurdo de la comparación

La comparación es un acto completamente inútil en lo que respecta a las personas. Si se trata de un análisis objetivo, puede permitirnos evaluar la realidad de una situación en particular: contrastar las dimensiones físicas nos permite saber qué niño es el más alto y, con ello, qué posición debe ocupar en la fila al inicio del día escolar.

Pero por otro lado, comparar nuestras cualidades y capacidades con las de los demás sólo puede usarse en casos particulares, como la búsqueda de inspiración, y no en una evaluación de la realidad. Comprende que la persona quien eres puede cambiar: cultivándote, aprendiendo, y mejorándote a ti mismo cada día, si eso es lo que deseas, en lugar de quedarte lamentándote “no tener” eso que los demás parecen traer desde su nacimiento. ¡Lo valioso requiere de algo de esfuerzo, y de ponerte manos a la obra por conseguirlo!

Tienes la capacidad de lograrlo

Seguramente hay quienes nacen con una capacidad natural para, por ejemplo, aprender conceptos, practicar algún deporte, o quizás tocar un instrumento musical. Pero hay dos verdades detrás de esa frase. Por un lado, que tengas la “capacidad natural” no te lleva a dominar la práctica, sino que el esfuerzo y la dedicación son la clave. Es decir: si naces con una estrella para tocar el piano, pero nunca en tu vida pones las manos sobre las teclas, entonces no estarás viviendo para honrar esa cualidad.

Por otro lado, también debes recordar que hay distintos niveles de éxito y crecimiento. Quizás no has nacido con la musa natural para tocar el piano como Mozart, pero si estudias, practicas y te dedicas a aprender, sí tienes (tú y cualquier otra persona) la capacidad de tocar el piano en un nivel avanzado. A algunos les llevará más tiempo, a otros menos, pero todos los humanos tenemos la misma capacidad intelectual de aprender a hacer eso que crees que necesitas.

Ideas para mejorarte a ti mismo

Hay muchas cosas simples que puedes hacer cada día en casi cualquier área. Como vimos, la práctica, el esfuerzo y la dedicación serán las claves para desarrollar tus cualidades. Sólo necesitas cultivarte, tener paciencia, e ir avanzando paso a paso, apreciando tus logros e impulsando cada día más allá tus “fronteras”. Eso es lo mejor de esta capacidad de aprender: no hay límites estrictos, todos ellos son flexibles y, en ocasiones, incluso irreales.

Estas son sólo algunas de las tantas cosas que puedes hacer para mejorarte día a día:

1. Dedica 30 minutos para aprender ese nuevo idioma, para practicar ese instrumento, o para educarte sobre el tema en cuestión. Es poco tiempo, pero te dará geniales resultados si lo haces día a día.

2. Lee más. Cultívate leyendo libros, artículos en revistas, el periódico, lo que sea. Leer expande tu mente, amplía tu vocabulario, corrige tu ortografía, y te educa en diversos temas. Esto, a su vez, te dará mejores armas para comprender distintas situaciones, más temas de conversación, y hasta puede despertar tu creatividad y darte ideas innovadoras para tu avance.

Claves para mejorarte a ti mismo. Tips para aprender cualidades.

¡Nunca es demasiado tarde para aprender eso que siempre has querido! Paso a paso y lentamente.

© Depositphotos.com/monkeybusiness

3. Haz ejercicios, cada día o tan seguido como puedas. Olvídate del gimnasio o de hacer aeróbicos en la sala de tu casa: ve a bailar a un centro cultural (o una discoteca), sal a caminar al parque, recorre la ciudad en bicicleta. El ejercicio le da salud y belleza a tu cuerpo, y la práctica puertas afuera te llevará a ver más cosas, conocer a más gente, y disfrutar más de tu vida, lo que reducirá tu estrés y propiciará más tu bienestar.

4. Analiza tus hábitos, y modifícalos. ¿Tienes un mal hábito, como beber, fumar o tener la necesidad de controlar todo lo que sucede a tu alrededor? Dedica sólo 3 a 5 minutos por día a analizarlo, y encontrar las maneras de reducirlo hasta eliminarlo. Ve de a pequeños pasos hasta lograr el objetivo final

5. Apaga la TV y abre los ojos. Ver la TV es entretenido, nos informa, y es algo quizás necesario para muchos. Pero úsala sabiamente: dedica sólo una hora al día (y, quizás, algunos momentos en el desayuno para ver las noticias o verificar el pronóstico del clima), y en tu tiempo libre haz otras de las actividades de esta lista.

"A algunos les llevará más tiempo, a otros menos, pero todos los humanos tenemos la misma capacidad intelectual de aprender a hacer eso que crees que necesitas."

'

"Dedica 30 minutos para aprender ese nuevo idioma, para practicar ese instrumento, o para educarte sobre el tema en cuestión. Es poco tiempo, pero te dará geniales resultados si lo haces día a día."

6. Relájate. Una de las mejores maneras de mejorar tus capacidades es aprender a relajarte y eliminar el estrés, la angustia y la ansiedad. Prácticas como el Yoga, la meditación, la respiración y algunos más son de enorme ayuda, liberan tu mente y limpian tus energías. Realizar un hobby, atender a tus mascotas, practicar jardinería también pueden ayudarte. Conversar con tus abuelos sobre sus vidas años atrás te enseñará valores, y hablar con tus hijos sobre sus días te enseñará nuevos puntos de vista. ¡Relájate, y te será mucho más sencillo mejorar tus cualidades!