Ideas para la construcción de una piscina

Consejos a la hora de colocar una piscina

El verano, el sol, la diversión puertas afuera en una refrescante piscina propia han dejado de ser un sueño para convertirse en una realidad. Si tienes planes de construir tu propia pileta, aquí te contamos algunas buenas ideas que podrás tener en cuenta, maximizando tu provecho y entretenimiento, y minimizando tus gastos.

Tipos de piscinas

Lo primero a tener en cuenta es el tipo de piscina que prefieres. Las de bajonivel son las que se integran al terreno, requiriendo para ello una excavación a la medida, colocación y luego relleno y acomodamiento del jardín, lo que incluye la instalación de veredines, decks y demás.
Estas piscinas pueden ser de hormigón, mucho más exigentes en el mantenimiento y costosas, además de tener un tiempo de espera más prolongado debido a los materiales, aunque más durables.
También pueden ser plásticas o de PVC y fibra de vidrio, más económicas que las de material y más versátiles, agilizando el tiempo de armado y con un mantenimiento más simple.

Por otro lado, existen piscinas sobrenivel, es decir, colocadas y armadas sobre el suelo. Pueden ser las plásticas convencionales, las inflables, o también de PVC con revestimientos exteriores en madera y otros materiales. Son más vistosas y simples de colocar, en un procedimiento más veloz, pues no requieren de excavación aunque sí de una mínima preparación del terreno, incluyendo su nivelación.

Ubicación de la piscina

Antes de adquirir la piscina, considera la ubicación, ya que debe estar en un sitio que reciba buen sol, sin tener árboles encima que ensucien el agua constantemente. Elige un sitio seguro que se integre al jardín, adecuando la piscina (en su tamaño, forma y tipo) a la disponibilidad que ofrezca el sector, teniendo en cuenta el tiraje de electricidad y de agua para la carga y mantenimiento.

Complementos para piscinas

Ten en cuenta los complementos asociados, ya que junto con la piscina seguramente querrás adquirir una bomba con filtro, de preferencia una móvil si tienes poco espacio, o una fija bajonivel si el jardín lo permite.

Es adecuado colocar un veredín alrededor, por seguridad, practicidad, y también para ayudarte a mantenerla limpia. Elige uno al estilo lomo de ballena (elevado en torno a la piscina), con propiedades atérmicas y antideslizantes, en piedras, baldosas o madera tratada. Recuerda que si hay niños pequeños en la casa necesitas instalar un cerco perimetral para evitar accidentes.

Otros complementos pueden ser agregados según tu presupuesto y el tipo de piscina, como barandales, escaleras, luces sumergidas, cascadas, calentadores para climatizar el agua, cobertizos extensibles para procurar zonas de sombra, y mantos de higiene, entre otros elementos estéticos y muy prácticos.
Los mantos plásticos pueden ser totales o en discos individuales; estos últimos adecuados para hogares donde hay mascotas o niños, pues ante una caída la persona no quedará atrapada debajo del nivel del agua.

Si deseas leer más artículos similares a Ideas para la construcción de una piscina, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social