Fabricar tus propios muebles

Hacer muebles puede parecer algo complicado, la tarea exclusiva de un ebanista, o quizás el esfuerzo único de manos habilidosas y entrenadas. Pero, más que nada, es el resultado de nuestra creatividad, y de la aplicación de algunos consejos especiales para optimizar la decoración y la funcionalidad de todos los ambientes del hogar, por pocos billetes, y con mucha personalidad.

Ya sea que necesites ahorrar, que quieras dar un toque creativo o que busques una manera original de liberar tus pensamientos en algún hobby especial, crear tus propios muebles te puede ayudar a mejorar y completar tu hogar. Puedes restaurar viejos muebles, completando sus piezas faltantes y creándolos a tu gusto, o bien puedes partir de elementos poco convencionales para la creación de todo tipo de mobiliarios.

Muebles con cartón corrugado

El cartón corrugado es un material ideal para crear muebles de todo tipo. Se trata de un elemento económico, muy fácil de trabajar, liviano y sumamente resistente. Por ejemplo, para crear un mueble de asiento bastará con dibujar la plantilla de base, que sería el lateral de la pieza. Luego, ayudándote con cola de pegar, une una sobre otra planchas de cartón, que puedes adquirir en casas de construcción por rollos de hasta 150 metros de largo, por 2 metros de alto.

Cuando las planchas se hayan pegado a modo de bloque, en una altura que será el ancho del mueble, dibuja la plantilla sobre una de las caras (como si vieras al mueble por su lateral) y recórtala, ayudándote con sierras caladoras, serruchos, o con trinchetas afiladas, por sectores. Finaliza el trabajo aplicando barniz en aerosol, para proteger al mueble de la humedad de ambiente.

Elementos naturales para hacer tus propios muebles

También puedes utilizar elementos y materiales naturales para hacer tus propios muebles, inclusive los que encuentres en la naturaleza o en tu propio jardín. Los troncos, por ejemplo, son ideales para fabricar muebles de exterior sencillos y resistentes. Utiliza sierras caladoras y circulares para crear la profundidad que será la zona de asiento, dejando partes más altas para los apoyabrazos y para el respaldo, y habrás logrado en cuestión de minutos un sillón original. Agregando una rodaja más ancha o una pieza de policarbonato o vidrio, puedes crear una mesa llamativa, para complementar un original juego de mobiliario de jardines.

Recuerda que casi cualquier elemento puede ser la base de construcción de muebles. Las viejas barricas de vino, por ejemplo, poseen las formas y la resistencia excelentes para hacer muebles de guarda o de asiento. Los viejos durmientes de las vías del tren son sumamente resistentes, y muy adecuados para crear caminos, divisiones, marcos, puertas y hasta mesas originales y llamativas.

Los sobrantes de construcción son también económicos, resistentes, y adecuados para crear tus propios muebles. Haz marcos de madera para formar bases de cemento, que luego puedes completar con enrejados metálicos, cercos de madera y tantos otros elementos, ideales para muebles originales de interior y de exterior.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Ideas para hacer tus propios muebles con elementos simples de manejar, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social