Ideas para hacer Salvamanteles

Para darle esplendor a cualquier mesa, nada como crear tus propios salvamanteles personalizados. Aquí tienes algunas ideas fantásticas y muy simples.

Ideas para hacer Salvamanteles

Cómo hacer Salvamanteles Personalizados

Olvídate de gastar todos tus ahorros en vestidos para tu mesa. Con estas ideas para hacer salvamanteles tendrás individuales personalizados para usar en cualquier ocasión, haciendo que tu cena sea parte de la decoración de tus eventos.

Los elementos a usar son simples, y se repiten en los diversos materiales. Tijeras de buen corte, trincheta, máquina de coser (o aguja e hilo, claro), adhesivos que incluyan cola blanca de carpintero, de empapelar o escolar, y algunas decoraciones como cintas, papeles, glitter, lentejuelas y otras. Los materiales son de lo más versátiles: papel, tela, fibras naturales, maderas, cartón, cualquier cosa que tengas en casa y en cantidad suficiente, para hacer tantos individuales de mesa como necesites.

Cómo crear salvamanteles personalizados. Ideas para hacer individuales de mesa. Cómo crear tus propios salvamanteles con cartón
Crea salvamanteles personalizados reciclando elementos, como una vieja cortina, los dibujos de tus niños, trozos de cartón o lo que quieras.

© Depositphotos.com/Andrey_Kuzmin

5 ideas para crear individuales de mesa

1. Salvamanteles con cartón y papeles: Corta la base de las piezas en cartón gris, calculando un aproximado de entre 40x30 cm y 45x35 cm. Usando cola escolar, coloca recortes de papeles de revistas o envoltorios de regalos para lograr diseños llamativos. Si te sientes inspirado, usa glitter y piezas brillantes. Ya terminado, pincela con una generosa capa de cola blanca para impermeabilizar, recordando hacerlo por ambos lados.

Una técnica bastante similar es imitar craquelados en los salvamanteles de cartón: córtalos, píntalos con acrílicos o acuarelas (o coloca papeles de color plano) y luego pincela con una capa bastante gruesa de cola blanca. Usa un secador de cabellos para acelerar el proceso si quieres. Con esto, se deshidratará más rápido de lo que debería y lograrás grietas símil añejado en la superficie, ¡obteniendo un aspecto clásico y una textura genial!

2. Salvamanteles con telas endurecidas: Corta las pieza en todos los retazos que tengas en casa, incluso usando esa vieja cortina o el mantel que se dañó. Cose un dobladillo para dar un mejor acabado, y luego sumérgelas en una batea con una solución de dos partes de cola y una parte de agua, o bien un almidonado. Luego, estruja para quitar el excedente de líquido y cuelga del tendedero para que seque bien plano y conserve esta forma.

3. Individuales de mimbre: ¿Tienes una vieja cortina de mimbre o de fibras naturales que se dañó? Recupérala cortando retazos del tamaño de los salvamanteles y cose una cinta al bies por todo el contorno (fijando así la ubicación de las fibras), y rocía con barniz en aerosol para proteger. Obtendrás individuales muy simples y resistentes, que hasta soportarán las más altas temperaturas.

4. Salvamanteles con dibujos de los niños: Preserva los dibujos de tus hijos o las páginas de su libro de cuentos convirtiéndolos en individuales para la mesa. Tan solo aplana las piezas planchándolas a muy baja temperatura, y luego ponlas entre dos capas de plástico cristal, adherido o cosido con puntadas decorativas por los laterales.

Salvamanteles con cartón y papel. Materiales para hacer salvamanteles originales. Cómo fabriciar individuales de mesa con papel o telas

Prepara individuales originales que recuerden la ocasión del encuentro, para que la mesa sea parte de la decoración de tu hogar.

© Depositphotos.com/aaron007

Si en tu ciudad tienes un taller de imprenta, consulta si poseen máquina plastificadora: será una solución incluso más efectiva. Puedes hacer la misma técnica con postales de tus amigos de viaje, mapas de los sitios que has visitado, recuerdos planos en papel y todo lo que quieras.

5. Salvamanteles con piedras de río: Para unos individuales más voluminosos, corta la base en cartón gris, pincela con abundante cola blanca, o acomoda en el patrón que prefieras algunas bolas de fieltro o piedras de río limpias y secas. Puedes rodear con cinta adhesiva y cubrir con resina preacelerada con catalizador, obteniendo un salvamantel símil vidrio que resista el calor, o deja la textura original de estos elementos.

"Para hacer salvamanteles originales corta la base de las piezas calculando un aproximado de entre 40x30 cm y 45x35 cm."

"Deja volar tu imaginación y une capas de cartón, cartulina, telas gruesas o fibras, para que los salvamanteles queden siempre protegidos contra el calor y el roce de los recipientes."

Sólo debes preparar tus materiales y dejar volar tu imaginación. Une capas de cartón, cartulina, telas gruesas o fibras para que tu mesa quede siempre protegida contra el calor y el roce de los recipientes, y dedica una tarde de ocio a crear salvamanteles personalizados y completamente originales.