Ideas para aprovechar descuentos y ahorrar en gastos de vestimenta

La ropa es uno de los rubros más caros del presupuesto familiar. De todos modos, necesitamos comprarla, y podemos renovar nuestro guardarropa sin gastar una fortuna.

Ideas para aprovechar descuentos y ahorrar en gastos de vestimenta.

Cómo ahorra en gastos de vestimenta

Aprovecha las ofertas en vestimenta para ahorrar

Cada año, al cambiar la temporada, las casas de ropa y calzado hacen grandes ofertas de su stock. Las rebajas llegan a ser importantes en algunos sitios, cuanto más cerca estamos de la fecha de comienzo de la nueva temporada. Ese es el momento que debemos aprovechar para ahorrar en la compra de ropa, y así tener el guardarropas listo para el año siguiente.

Elige en forma inteligente las prendas: descarta aquellas con diseños muy llamativos, o colores estridentes que, probablemente, ya no se usarán al año siguiente (veleidades de la moda). Busca las prendas más clásicas que, sin lucir anticuadas, pueden usarse perfectamente durante un par de años más.

Procura comprar conjuntos, prendas que puedan combinarse entre sí. Con menos cantidad, tendrás más opciones. No dejes de comprar accesorios, también de oferta: pueden hacer que una misma prenda sirva para el día y la noche.

Ideas para aprovechar descuentos y ahorrar en gastos de vestimenta.
Nunca salgas a comprar ropa sin revisar primero tu armario.

"El cambio de temporada es el momento que debemos aprovechar para ahorrar en la compra de ropa."

Del mismo modo, elige zapatos de colores neutros, que puedas combinar con distintas prendas, y de modelos clásicos que sirvan para más de un año. El negro y el marrón son colores infaltables; el resto, que combinen con tu guardarropas.

Nunca salgas de compras sin revisar primero tu armario. Fíjate que puedes seguir usando, y compra sólo lo necesario.

Recicla tu ropa para ahorrar en vestimenta

Muchas veces tenemos prendas en buen estado, pero que han pasado de moda o ya nos cansamos de usarlas. ¿Sabes usar una máquina de coser? ¿Conoces a alguien que sepa? Recicla las prendas, saca las solapas, quita las mangas, agrega listones o puntillas, sube el ruedo, tíñelas de otro color. Un pantalón puede convertirse en bermuda, un suéter de manga larga en chaleco sin mangas, una pollera larga en minifalda. Las posibilidades son muchísimas.

"Para ahorrar en ropa, aprovecha las ofertas de ferias y mercadillos que ofrecen prendas de segunda mano en excelente estado."

Esto se relaciona directamente con el cuidado de la ropa: si la lavas con cuidado, la mantienes bien colgada y doblada, la ropa puede durar muchos años. Es preferible reciclarla porque te has cansado de verla, que tener que tirarla porque se ha estropeado.

Busca ropa de segunda mano

En muchas ferias y mercadillos venden prendas de segunda mano en excelente estado y a precios francamente ridículos. Si nunca lo has intentado, te aconsejamos que visites alguna de estas ferias y veas por ti misma las cosas que se pueden conseguir por monedas. Quedarás sorprendida.

Pide prestado para ahorrar en vestimenta

¿Tienes una reunión o fiesta importante? Seguramente estarás sufriendo, pensando que debes gastar un montón de dinero en un vestido que nunca volverás a usar. Olvídate de comprar y visita a tu mejor amiga. Seguramente podrá prestarte algo para la ocasión, y tú harás lo mismo por ella cuando lo necesite.