Cómo ahorrar cuando no hay suficiente dinero

Consejos para ahorrar un poco cada día

Si tu sueldo o tus ingresos son de varios miles al mes, entonces seguramente no tendrás demasiados inconvenientes para destinar una porción de este monto al ingreso, y aún así no tener apuros para hacer los gastos fijos y hasta algunos esporádicos. De tal modo, ahorrar cuando no se tiene siquiera el dinero suficiente para vivir puede sonar como una locura.

Sin embargo, hay modos de vivir al día con los ingresos del trabajo, y de maximizarlos al mismo tiempo, posibilitando así tus ahorros mensuales, semanales y anuales. Conozcamos algunos buenos consejos para exprimir cada centavo y ahorrar cuando no hay suficiente dinero.

El primer paso es decidirse a ahorrar

El primer paso es comenzar a ahorrar, así de sencillo. Si tienes cinco billetes, conserva uno; si tienes tres, conserva uno; si tienes sólo uno, gasta la mitad de su valor, y conserva la otra mitad, o al menos un porcentaje. Si bien lo óptimo es planificar adecuadamente, determinando los gastos imprescindibles primero para no pasar apuros ni incurrir en deudas, el primer paso es esencial, ya que por más planificación que tengas, si no comienzas a depositar esas monedas y billetes jamás lograrás conservar algo extra.

Recuerda: el ahorro no depende exclusivamente del monto. Ve conforme tu economía mensual lo permita. Si un mes puedes ahorrar 100, y al mes siguiente sólo puedes ahorrar 10, pues ahorra esos 10: lo importante en verdad es nunca dejar de ahorrar aunque sea un par de monedas al mes.

Lleva un control de tu economía

Hay numerosos portales web y programas gratuitos que te ayudarán a crear tu presupuesto y a llevar control de tu economía doméstica. Pero hay más tecnología por aprovechar. Por ejemplo, si todos tus ingresos van a dar a la misma cuenta bancaria, establece pagos automáticos de renta o alquiler, de impuestos y servicios o de lo que puedas automatizar. Esto te ayudará a pagar de manera automática, sin demoras y deudas, y también te evitará cometer gastos extra sin antes haber cubierto todos los indispensables.

Aprovecha los descuentos para ahorrar un poco cada día

Si tienes cupones de descuentos, promociones especiales por ser miembro de un cierto club o por ser estudiante o trabajador en cierto rubro, si tienes descuentos por pago con tarjetas de crédito o débito, pues entonces aprovecha estos beneficios. Aunque el mercado que los ofrezca no te quede cómodo, procura ordenarte en tu vida diaria para hacer las compras en los sitios y días en los que tienes descuentos y promociones. Así podrás guardar al menos algunos billetes, y eso siempre es valioso.

Un truco: ahorra monedas

Ahorrar depende, en gran parte, de nuestra motivación y de nuestra predisposición. Una buena manera de fomentar esta mentalidad de ahorro es hacerlo en el sentido práctico. Toma una lata opaca y crea una hendidura por arriba. Puede ser cualquier elemento, mientras sea opaco. Colócala en el piso del ropero o en un sitio donde no necesites levantarla ni moverla, de modo de no saber su peso. Luego, elige dejar allí una moneda por día. Puede ser una de cualquier valor, lo importante es crear el hábito y la conciencia.

Cuando ya no puedas insertar más monedas, completando la capacidad de la lata, entonces ábrela y cuenta su contenido. Al notar el generoso monto que has logrado tan sólo con monedas, te motivarás a repetir el proceso, esta vez colocando de a dos monedas o de algunas más grandes. Es una manera genial de habituarnos en el ahorro, y de gozar de sus beneficios.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Ideas para ahorrar cada día cuando no hay mucho dinero, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social