Cómo higienizar las orejas en perros y gatos

La tarea de higienizar las orejas de nuestro perro o gato resulta sencilla. Puede ser un mimo para el animal, pero debemos tomar ciertas precauciones para no dañar esta zona tan sensible para ellos.

Cómo higienizar las orejas en perros y gatos

Higiene de nuestras mascotas

Dentro de la rutina de higiene y saneamiento de nuestras mascotas, debemos recordar la limpieza regular de sus orejas.

Higienizar las orejas de perros y gatos, para dejarlos no sólo más aseados, sino también más cómodos y lindos, sera una tarea sencilla, aunque teniendo ciertos recaudos.

Cómo higienizar las orejas en perros y gatos

  • Comenzamos por utilizar un producto limpiador que podemos encontrar en veterinarias, tiendas de mascotas, y hasta en algunas tiendas generales y supermercados.
    Si no contáramos con este producto, podríamos usar un poco de agua tibia, sin agregados limpiadores.
  • Aplicaremos el líquido sobre un trozo redondeado de algodón, que usaremos para frotar suavemente el interior de la oreja de la mascota. Al hacerlo, deslizaremos el algodón húmedo (nunca mojado, pues podríamos dejar gotas dentro del oído del animal) desde el centro interior hacia fuera de la oreja, arrastrando las suciedades con el algodón, pero sin frotar ni hacer fuerza o presión.
  • Tampoco llevaremos el trozo de algodón hacia dentro del oído de la mascota. Sólo lo deslizaremos por la superficie que podamos alcanzar cómodamente, incluyendo el espacio que ocupen nuestros dedos.
  • Cada tanto, dejaremos que el animal se ponga a gusto con la tarea, sacudiendo su cabeza y sin forzarlo a recibir la higiene. Debemos prestar atención al comportamiento del perro o gato, en especial de los que puedan tener tendencias agresivas, puesto que podría tomar la labor de higiene como una agresión, reaccionando en consecuencia.
  • Es importante utilizar productos desarrollados a tal fin, o a lo sumo agua tibia, y nunca productos agresivos como agua oxigenada, que podrían provocar quemaduras en las orejas de nuestro perro o gato.
    También procuraremos usar bolas o discos de algodón y no hisopos, pues podríamos provocar daños graves en los oídos del animal.
  • Luego de la limpieza, podremos secar la zona con un disco de algodón, deslizándolo suavemente.
  • Estas tareas de higiene deben ser realizadas con cierta regularidad, aunque si la mascota sufriera infecciones crónicas o alguna patología específica, debemos consultar al veterinario antes de tomar cartas sobre el asunto.
    De este modo, podremos proteger y cuidar a nuestro perro o gato, sin provocarle daños potenciales ni reales.
Cómo higienizar las orejas en perros y gatos
Cómo higienizar las orejas en perros y gatos

© Depositphotos.com/tonodiaz