Cómo hacer velas con forma de cerillos

Velas con forma de fósforos

Hoy te proponemos una idea divertida y original de hacer velas para los pasteles de cumpleaños, en la forma de simpáticos cerillos o fósforos. Puedes hacerlas en casa, en pocos minutos, y trabajar en serie para hacer una buena cantidad, ¡e incluso venderlas como proyecto comercial independiente!

Para hacer estas velas con forma de cerillo necesitas:

- Pabilo (o hilo de algodón humedecido en parafina derretida, que luego dejas secar para endurecer)
- Parafina en barra
- Estearina (10% de la cantidad de parafina)
- Colorante beige para velas o un crayón de cera de ese color
- Colorante rojo para velas o un crayón de ese color
- 2 tarros o frascos (puedes usar uno, un color por vez) con suficiente profundidad para derretir la cera o parafina y sumergir el largo deseado del pabilo
- 1 olla pequeña con agua caliente para ayudar a derretir la cera
- 1 mechero u hornalla

También necesitarás una soga, barral o cualquier elemento que tengas para dejar las velas en suspenso, hasta que se enfríen y sequen.

Cómo hacer las velas tipo cerillo

El primer paso es colocar la parafina a derretir, en suficiente cantidad y sin miedo, ya que lo que sobre puedes conservarlo y utilizarlo más adelante. Prepara cera de color beige, y otra de color rojo, manteniendo ambos tarros o frascos dentro de la olla con agua caliente (sin que hierva) para que estén en su temperatura justa.

Si quieres hacer cerillos de unos 7 centímetros, asegúrate de contar siempre con unos 7 a 8 centímetros de altura en la parafina color beige, y unos 2 centímetros en la parafina de color rojo.
Para que se derrita adecuadamente, ralla la parafina y agrega el color una vez derretida, mezclando con un palillo.

El siguiente paso es preparar el pabilo. Si vas a hacer cerillos de 7 centímetros, corta un trozo de pabilo de unos 17 centímetros de largo, para hacer dos cerillos por cada trozo y dejar suficiente espacio para tomar con la mano y dejar colgando para secar.

Formando los cerillos

Toma cada trozo de pabilo por la mitad, dejando que caigan dos extremos. Introdúcelos en la parafina color beige, deja dos o tres segundos, y levanta en un movimiento certero. Deja que se enfríen un poco, para adquirir cierta rigidez, y luego repite la operación tantas veces como sea necesario, hasta que el cerillo tenga el grosor que desees en la base. Puedes ir trabajando en serie, colgando cada trozo de pabilo del barral para que endurezca bien.

Ya listos los "palos" de los cerillos, haz el mismo procedimiento con la parafina de color rojo, aunque sumergiendo sólo un extremo para formar la cabeza roja de los cerillos. Supongamos que quieres lograr una cabecita de un centímetro de alto: inserta a un centímetro unas dos veces, luego un poco menos (por ejemplo: a 8 o 9 mm) dos veces más, luego un poco menos (7 u 8 mm) dos veces más, y así, para dar una base redondeada a la parte superior del cerillo. Para redondear el extremo superior, estando ya seco y frío, corta con un cuchillo y dale calor con una secadora de cabellos, para que la parafina no pierda el brillo.

Con esta técnica puedes hacer cerillos enormes para los cortes de luz, para veladas entretenidas, o cerillos de tamaños regulares (no convencionales, sino algo más grandes) para decorar los pasteles de cumpleaños. Haz una buena cantidad y colócalas en cajas artesanales para vender y crear un microemprendimiento comercial a bajo costo, y con mucha diversión.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer velas con forma de cerillos, te sugerimos que visites nuestra sección Manualidades.

Esta nota te fue útil?
4 valoraciones.
El 75% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social