Cómo hacer velas con forma de árbol

Cómo hacer un árbol de parafina

Hoy te traemos una idea novedosa para crear velas con formas orgánicas, naturales, pero en colores llamativos y vibrantes. Estos árboles de parafina reciben su denominación a partir de su semejanza con los bonsáis propios del paisaje oriental, aunque puede que las hayas oído mencionar como "velas de agua".

Así como las velas caladas se realizan con trozos desparejos de hielo, estas velas de árbol se realizan con la ayuda de simple agua del grifo. Puedes realizarlas dentro de un contenedor de vidrio incoloro curvo o circular, o bien dentro de un contenedor de vidrio (para facilitar el trabajo) y luego desmoldar de él.

Imagen 1.

Para simplificar la explicación, tomaremos el segundo caso, el de la vela fuera del contenedor. Si quisieras dejarla dentro del contenedor, sólo deberás obviar el humectado previo con desmoldante, y también el paso del desmoldado.

Procedimiento para hacer velas de agua

Para realizar el trabajo necesitaremos una vela blanca común de la misma altura que el contenedor, y parafina derretida y coloreada con, al menos, dos tonos. Puedes hacer la cantidad de colores que prefieras, derritiéndolos de antemano o derritiéndolos y coloreándolos conforme vaya enfriando y secando la capa anterior. También necesitaremos desmoldante (puedes usar aceite de cocina o aceite vegetal en aerosol) y el recipiente contenedor de vidrio.

Humecta el contenedor y coloca la vela blanca común al centro. Vierte un centímetro de parafina, blanca o coloreada, y deja fraguar mientras preparas el primer color.

Cuando la capa de base haya solidificado, al menos un poco, vierte unos 5 mm de agua del grifo, a temperatura de ambiente. Luego, vuelca la parafina del primer color, haciéndola deslizar por la vela blanca y dejando que flote en el agua. Es importante no verter demasiado, para que la parafina, en lo posible, no llegue a tocar el vidrio, sino que quede con formas bien orgánicas.

Mientras dejas fraguar unos instantes, ve preparando el siguiente color. Cuando la parafina haya reposado un poco, coloca nuevamente un poco de agua, tanta como prefieras dejar de separación entre una y otra capa de "ramas" de este árbol.

Repite el paso tantas veces como quieras, o hasta la altura del contenedor. Al finalizar, deja enfriar completamente, y luego vuelca el agua, descartándola, pues poseerá residuos del aceite, de la parafina y del colorante elegido. Luego, debes desmoldar tu árbol de parafina, calentando un poco el contenedor en agua caliente si fuese necesario.

Con la práctica podrás ir creando capas de diferentes tamaños, hasta quizás dar una forma cónica a tu árbol de parafina. Sólo resta, entonces, colocar esta original vela en un candelero decorativo, y disfruta de este árbol de parafina.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer velas con forma de árbol, te sugerimos que visites nuestra sección Manualidades.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social