Cómo hacer una Pared Entelada

Pasos para hacer una Pared Entelada

Hacer tú mismo una pared entelada puede ser exactamente lo que buscabas para darle un aspecto completamente nuevo a ese aburrido muro de color plano. Ya no necesitas complicar todo tu día con gomas y papeles murales convencionales, cuyos diseños casi nunca logramos hacer coincidir del todo, y el adhesivo queda más puesto en nuestra ropa que en el muro.

Hoy te enseñamos a hacer una pared entelada, aprovechando la versatilidad de los géneros y con una técnica tan sencilla que, hasta que la pruebes, no creerás lo efectiva que es.

Materiales para pegar telas en una pared

No gastes todo tu presupuesto en pinturas extravagantes, rodillos y bandejas, ni mucho menos en complicados papeles murales tan difíciles de colocar. En cambio, aprovecha todos los géneros que tanto te gustan para hacer una pared entelada sensacional. Puedes utilizar esa sábana que quedó sin su compañera y cuyo diseño siempre te ha gustado, una vieja cortina delgada que quieres aprovechar para otro proyecto, o también retazos de géneros de diseños y colores geniales que encontrarás en las sederías a precios bajísimos.

Pared entelada: técnica simple para decorar habitaciones. Guía para hacer paredes enteladas fácilmente. Como pegar telas y renovar una pared

© Depositphotos.com/atm2003

Imagen 1. Usa el mismo género para crear la pantalla del velador y tu pared entelada, ¡quedará fenomenal!

Con una pared entelada podrás personalizar tus ambientes fácilmente, estampando o dibujando sobre géneros y lienzos blancos con marcadores indelebles o pinturas para tela. Podrás replicar tus textos y frases preferidas, y hasta los dibujos de tus hijos o sus personajes favoritos en tus paredes, ¡una idea genial y de bajo presupuesto!

Además de la tela que quieras usar (una lisa y algo delgada funcionará mejor, como la tela de manteles, sábanas, lienzos y similares), también necesitarás un adhesivo casero muy fácil de hacer que, cuando tú lo decidas, podrá ser retirado sólo con agua caliente o vapor, regresando la pareda su estado original cuando quieras.

Adhesivo casero para pegar telas en la pared

Para hacer el adhesivo casero y pegar las telas sobre la pared, utiliza una olla, una cubeta o balde, agua, fécula o almidón de maíz, una cuchara de madera para revolver, y un pincel, brocha o rodillo firme para aplicar.

Ten a mano tijeras afiladas o cuchillos de precisión a la hora de aplicar, para prevenir cualquier necesidad. Sólo mezcla en la olla, en proporción a lo que necesites, 4 tazas de agua fría y 3/4 de taza de almidón, y calienta lentamente, revolviendo, hasta lograr una consistencia de crema algo espesa (no demasiado espesa, pues endurecerá más al enfriar – en la olla, el adhesivo debería tener una consistencia como la de la crema de leche líquida / nata líquida).

Vuelca en el balde o la cubeta y deja enfriar: si notas que ha endurecido demasiado, sólo agrega un poco más de agua apenas tibia y vuelve a dejar enfriar, para que el adhesivo listo para usar tenga la consistencia de una cola blanca.

Cómo hacer una pared entelada

Libera la zona de trabajo y cubre lo que no quieras entelar con cinta adhesiva de papel o con plástico (el piso también). Presenta la tela en la superficie y córtala con prolijidad. Si el tejido se deshilachara, pincélalo antes con un poco del adhesivo por los bordes y deja secar, para que al cortar la tela esté firme.

Prepara la superficie donde vayas a pegar la tela sobre la pared, limpiando y lijando conforme sea adecuado. Cuando el pegamento esté ya frío y en buena consistencia, simplemente pincela en una capa delgada y uniforme sobre el muro, y acomoda con prolijidad la tela en su sitio definitivo, pincelándola nuevamente por encima con el adhesivo. Recuerda hacer algo de presión con la brocha o el rodillo, para eliminar las burbujas de aire que queden atrapadas dentro, y trabaja desde arriba y hacia abajo, recortando una vez seco el adhesivo todos los excedentes que puedan haber quedado. Deja secar y corrobora que no haya arrugas ni burbujas, corrigiéndolas con cortes, usando adhesivo, o de la manera más apropiada en cada caso.

Cuando quieras volver a redecorar la pared, o cuando debas volver el muro a su estado original, simplemente humedece el género con agua tibia, deja asentar unos minutos, después toma una esquina de la tela y jala, retirando el material por completo y sin afectar el muro. Si quedaran restos, sólo retíralos con un paño apenas húmedo, y tu pared entelada volverá a ser como estaba al principio, sin daños ni complicaciones.

Lo mejor de todo es que el paso a paso para este proyecto también puede aplicarse en otras superficies. Imagina columnas, marcos, puertas y hasta mesadas luciendo tus géneros favoritos, con tus propias manos gracias a esta técnica para hacer una pared entelada.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer una Pared Entelada, te sugerimos que visites nuestra sección Decoración.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social