Cómo hacer una Maceta de Cemento

Técnica Fácil para hacer Macetas de Cemento

Nada luce tan elegante, divertido y genial como una maceta de cemento en el pórtico de casa, o en el jardín, y hasta en el balcón. Pero a menudo su precio es algo elevado, o peor aún: no damos con el diseño que queremos, y que vaya con la decoración de nuestros ambientes.

Por eso, aquí te enseñamos una técnica muy ingeniosa para fabricar una maceta con cemento tan fácil que te sorprenderás.

Materiales necesarios

Para hacer este tiesto necesitas pocos materiales que podrás adquirir sueltos en una tienda de artículos para la construcción, y también aprovechar los que te hayan sobrado de proyectos previos. Si hay una obra en construcción en tu vecindario, pídele al propietario que te convide un poco de cemento: sólo necesitas una cantidad mínima para lograr un resultado espléndido. Además, dependiendo del tamaño y resistencia que quieras para tu maceta de cemento, puedes usar apenas un poco de arena, o simplemente hidratar el cemento en agua y ya.

Técnica simple para hacer macetas de cemento. Fabrica tus propias macetas de cemento. Tiestos de cemento caseros

© Depositphotos.com/serenethos

Imagen 1. Esta es la forma más fácil de hacer una maceta con cemento, ¡y puedes usar otros elementos para darle su forma!

Por otro lado, necesitarás guantes de goma, gafas de protección, una sábana plástica para proteger el suelo, bolsas plásticas abiertas para cubrir el molde, una cubeta grande (o reutiliza un balde de pintura vacío), un palo para revolver, agua, y una toalla vieja del tamaño adecuado.

Con respecto al molde, puedes usar lo que se te ocurra; una vieja cubeta, palangana (palancana, jofaina, tina), un botellón de plástico, un frasco grande de vidrio o lo que se te ocurra para darle forma a tu tiesto de cemento.

Pasos para hacer la maceta de cemento

Primero, prepara la zona de trabajo cubriendo el suelo con la sábana plástica. Viste ropa que puedas ensuciar, y trabaja con guantes y gafas de protección, por seguridad. Toma el molde con la forma que quieras dar al macetero, y cubre todo con bolsas plásticas extendidas.

En la cubeta grande, mezcla agua y cemento en cantidad suficiente para hacer una pasta muy liviana (casi líquida). Trabaja sin demoras. Dependiendo del tamaño y forma del tiesto a crear, agrega un poco de arena a la mezcla, a tu consideración: debe resultar líquida más que pastosa.

Toma la toalla que vayas a usar para hacer el modelo y sumérgela sin más en el cemento casi líquido. Verifica que se embeba con la mezcla, quedando de color gris. Ahora, toma la toalla y extiéndela con cuidado por sobre el molde, acomodándola para que tome la forma que quieras dar a la maceta de cemento. El resto de la preparación puedes usarse para hacer más tiestos, trabajando en serie, o ir volcándolo por sobre la toalla para engrosar los muros de tu creación.

Deja secar a la perfección durante hasta cuatro días, dependiendo del clima, y rociando con agua cada hora (el primer día, cada dos el segundo, y cada tres horas del tercero en adelante) evitando así que el cemento se resquebraje. Si notas que el trabajo ha quedado muy delgado para tu gusto, mezcla más “pasta” de cemento y vuélcasela por encima.,

Ten en cuenta que puedes darle a este trabajo la forma que quieras: acampanadas, cuadradas, abstractas, etc., y obtendrás originales macetas de cemento plegando la toalla y sujetándola hasta que endurezca.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer una Maceta de Cemento, te sugerimos que visites nuestra sección Manualidades.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social