La limpieza del hogar, una herramienta para el ahorro

Llega el cambio de estación a los hogares, y la limpieza no se hace esperar. Es el momento apropiado para preparar nuestro hogar para el nuevo clima estacional, y aprovechar la oportunidad para deshacernos de aquello que ya no necesitamos, dándole nuevo destino y, quizás, ganado algunos billetes en el proceso.

Limpia y organiza cada habitación

Planifica tu limpieza de estación, abarcando una habitación por vez. Para ello, acomoda primero tu hogar. Guarda lo que esté dando vueltas por casa o, al menos, llévalo a la habitación correspondiente.

Luego, comienza a trabajar en cada habitación, una a una. Coloca dos cajas o contenedores en el medio de la habitación: una para lo que debe ser guardado, incluyendo lo que deba ser limpiado, lavado, reparado y demás, y una para lo que ya no tiene su lugar en casa. Junto a estas cajas, coloca un gran cesto de basura. Coloca allí los papeles viejos, las suciedades e incluso lo que vayas barriendo o retirando de cada habitación.

En cada habitación, haz un plano mental de sectorización. Por ejemplo, en la habitación o el dormitorio: comienza por vaciar el ropero, los armarios y los muebles de cajón y guarda. Lleva toda la ropa y el calzado hacia la cama, y comienza a analizarlos uno a uno. Limpia y pon en condición el mueble o el armario, y ve dando guarda a la ropa y al calzado. Lo que sea para regalar o para vender, deposítalo en la caja. Si encuentras elementos que no deban ser guardados dentro del armario, colócalo en la otra caja. Al finalizar, haz la misma tarea con el dressoire, la cómoda, la mesa de luz y hasta la cama o debajo de ella.

Así, recorre cada sector de cada habitación, colocando en el cesto la ropa a lavar, guardando la limpia que conservarás, y separándote de los elementos, objetos, adornos y ropas que ya no vayas a utilizar.

Ya con la casa en condiciones, limpia y ordenada, toma la o las cajas de elementos de los que te desprenderás. Ponlos en buenas condiciones: lava la ropa y los tejidos, repara los elementos, y déjalos en perfecto estado. Luego, ya puedes comenzar a ganar dinero con ellos:

Vende los elementos que no uses

Con una cámara digital, toma las fotografías (bien claras y nítidas) de cada elemento. Toma nota de sus características y de sus dimensiones, para colocar toda esta información en un portal de subasta online.

Lleva todos los elementos y la ropa a una tienda de usados. Allí te darán dinero por tus pertenencias, y ellos se encargarán de la venta posterior.

Organiza una venta de garaje o una feria americana junto a tus vecinos o al frente de tu hogar. Para ampliar las posibilidades, combina el día de la limpieza con otros amigos o miembros de la familia. Esta será una manera de conocer personas nuevas, y vender tus elementos no deseados sin dificultades.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer una limpieza del hogar en el cambio de estación y ganar dinero, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social