Cómo hacer una dieta sin abandonarla

Es difícil ponerse a hacer dieta, pero más difícil es completarla. Aquí algunos consejos para llevar a cabo ese dichoso objetivo.

Cómo hacer una dieta sin abandonarla

Objetivo de una dieta

Dieta es una de las palabras más temidas de nuestra era; pero debes saber que elegir y seguir una dieta no tiene por qué ser algo atemorizante o frustrante, si tienes en cuenta algunos consejos para su consideración.

Cómo hacer una dieta sin abandonarla
Cómo hacer una dieta sin abandonarla

"Siempre hay que tener en cuenta que la dieta alimenticia es lo que te ayudará a mantenerte dentro de tu peso ideal, y no una obligación a la que debes someterte de manera incómoda e infeliz."

La dieta alimenticia especial puede deberse a una condición médica en particular, o a la búsqueda de algún objetivo. Entre estos objetivos, perder peso es, quizás, el primero de ellos. Por eso, si quieres bajar de peso y lograr una figura despampanante, debes tener en cuenta este objetivo y considerar a la dieta como una aliada, y no como el enemigo número uno de tu felicidad.

"Para hacer una dieta sin abandonarla, debes elegir aquellas factibles de ser seguidas. No debes privarte de golpe de todo lo que te gusta, sino que debes comenzar con una disminución del consumo."

Consejos para hacer una dieta sin abandonarla

  • Elige dietas factibles de ser seguidas. Si de pronto eliges una dieta demasiado agresiva, no sólo podrías estar poniendo en riesgo tu salud y bienestar, sino que además te estarías arriesgando a una constante frustración. No debes privarte de golpe de todo lo que te gusta, sino que debes comenzar con una disminución del consumo.
  • Comienza tu primera dieta por restar la cantidad de comida que colocas en tu plato. Si te sirves tres rodajas de carne estofada, coloca dos, y aumenta la cantidad de ensalada. Comienza tus comidas con ensaladas, y finalízalas con más ensaladas, en especial de hojas verdes, que te aportarán nutrientes y fibras que facilitarán tu proceso digestivo.
  • Minimiza de a poco el consumo de harinas y almidones, así como el de grasas y azúcares. Prefiere siempre los vegetales sin cocer a los cocidos, y finaliza tus platillos en almuerzos y cenas con una pieza de fruta fresca. Ello aumentará tu saciedad, y te permitirá mantenerte dentro de tu plan de dieta alimenticia sin dificultades.
  • Si en días de extremo frío o de ansiedades sientes la necesidad de consumir azúcares (como panificados, algún chocolate o un dulce), no te prives de ello. Sin embargo, en lugar de comer toda una barra de chocolate, come sólo la mitad, o quizás un tercio, disfrutándola en todo su sabor, y sin caer en excesos. En poco tiempo, te acostumbrarás a consumir sólo porciones reducidas de lo que más te gusta, disfrutándolo más, y minimizando tu frustración con las dietas para perder peso.
  • Siempre ten en cuenta que la dieta alimenticia es lo que te ayudará a mantenerte dentro de tu peso ideal, y no una obligación a la que debes someterte de manera incómoda e infeliz. La dieta te ayudará a conservar una buena apariencia física y también una salud más adecuada para el bienestar, por ello, la dieta es una amiga y aliada. ¡Considérala de esta manera!.