Cómo hacer una cerca con ramas

La s cercas y paneles decorativos confeccionados con ramas son una gran forma de crear puntos focales funcionales y decorativos para el jardín, y son en verdad sencillos de realizar, además de muy económicos.

Vamos a hacer las guías de base para confeccionar un panel de ramas decorativo, práctico, y totalmente personalizado.

Debemos definir, como primera medida, el diseño general que queremos para nuestro panel. Luego, procederemos a recolectar los materiales necesarios, que incluyen clavos, alambres (galvanizados, de floristería, forrados, los más adecuados para el proyecto según su planificación), dos varas de metal de unos 150 cm, barniz del color y formato deseado, pincel, y las varas de madera, que no deben estar secas del todo. Si fuesen verdes, mejor sería, aunque si estuvieran a la mitad de su proceso de secado, las trabajaremos con la ayuda de agua, sumergiéndolas para que se hidraten y flexibilicen, y dándoles luego las formas deseadas.

Necesitamos dos varas de madera de 2 a 3 metros de largo, dependiendo del alto deseado para el panel. Las disponemos paralelas sobre una superficie de trabajo, y procedemos a fijar una vara o rama seca recta, uniéndolas a unos 15 centímetros desde la base de cada vara paralela, separándolas por unos 60 centímetros, aproximadamente. Recordemos que al fijar la vara horizontal, determinaremos el ancho del panel. Debemos sujetar esta rama con clavos, y si fuese necesario también con alambre.

Debemos tomar la precaución de ir controlando que el panel esté derecho y bien alineado, y colocamos una segunda rama horizontal, a 1 metro en adelante, a partir de la primera vara. Una vez más, presentamos y nos aseguramos de que el proyecto esté derecho. Clavamos y sujetamos, y volvemos a controlar el buen estado de las líneas, en especial de las laterales.

El siguiente paso para hacer nuestra cerca de ramas es curvar los extremos superiores de las varas laterales, humectándolas si fuese necesario. Creamos así una forma de arco en el extremo superior del panel, y sujetamos las varas con alambres y clavos. Luego, podemos ir entrelazando varas y ramas verdes, o bien clavando y sujetando ramas secas, en el diseño deseado. Si quisieras lograr formas curvas, puedes ir enroscando en forma de círculo las varas verdes, o bien secar algunas ramas en formas circulares (marcando la forma con clavos y una madera que la imiten, y dejándola secar unos días), para lograr diseños en formas totalmente personalizadas.

Por último, debemos colocar las varas metálicas por el dorso de las varas laterales, haciéndolas sobresalir unos 30 a 40 centímetros por debajo, para poder clavarlas a la tierra, y las pintamos con esmalte sintético del color apropiado.

Una vez que la cerca de ramas esté terminada y bien seca, barnizamos para proteger y ya podremos lucirla en el jardín.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer una cerca con ramas, te sugerimos que visites nuestra sección Manualidades.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social