Cómo hacer un Reloj de Pared que simule un Plato

Cómo hacer un Reloj de Pared Decorado con Comida

Te presentamos algunas ideas originales para decorar un simple reloj de pared, y lucirlo en tu cocina o en la habitación que lo prefieras. Vamos a simular métodos de cocción de platos de vanguardia, para vestir nuestras paredes con relojes especiales y personales.

Como si estuvieses planificando un evento, el primer paso para la creación de estos originales relojes de pared es planificar su temática, es decir: elegir el platillo que quieras representar. Puedes hacer un plato de galletas, una bandeja de sushi, o también algún punto en la preparación de dim sum.

Los materiales para decorar el reloj de pared

Para crear relojes de pared en un plato necesitaremos la máquina del reloj. En este caso, no modificaremos la estructura o apariencia de las manecillas, aunque también podrías hacerlo, por ejemplo, simulando palitos chinos, tenedores y cucharas planas hechas con papeles y cartulinas, o en el aspecto que prefieras.

Imagen 1.
Imagen 2.

Luego, necesitas masas para modelar las piezas, ya sea porcelana fría, masilla epoxi, masilla para artesanos, o también masas con cocción, como masa de pan o cerámica. No te recomendamos usar masa de sal, aunque si luego barnizas las piezas sí podrías utilizarla (recuerda que es muy susceptible al contacto con el vapor).

Dependiendo de tu habilidad necesitarás moldes para simular los platos en este reloj de pared, aunque lo ideal es trabajar con las manos y con la ayuda de herramientas texturadoras, para lo cual puedes usar cualquier elemento: lapiceros, pinceles, tenedores, palillos o mondadientes y demás. Ten a mano un palote pequeño, cola escolar, tijeras o algún elemento de corte, y también pinturas acrílicas y pinceles en los colores necesarios para tu creación. Luego, lo ideal es barnizar las piezas con barniz en aerosol, laca vitral o barniz vitrificable.

Finalmente, necesitarás el soporte principal del reloj. Puedes usar un plato o bandeja de melanina, una bandeja metálica que logres perforar al centro, o también un vaporizador de bambú o una esterilla de enrollar sushi, dependiendo de la preparación elegida.

Diseñando los platos para el reloj de pared

Ya elegido el platillo y encontrados los materiales, es el momento de cocinar, o, mejor dicho, de trabajar las piezas. Puedes inspirarte en programas de cocina o en sitios web y revistas gastronómicas, para ver los modelos de las piezas de sushi, las galletas y bocadillos, o los alimentos que hayas elegido. Haz los modelos con masillas ya coloreadas, o en color neutro para luego pintarlas con prolijidad, usando pinturas acrílicas.

Una vez creadas y pintadas las piezas de este original reloj de pared hecho en un plato, deja secar a la perfección. Barnízalas y vuelve a dejar secar.

Prepara la base, practicando una perforación al centro del plato, de la bandeja o canasta elegida. Asegura la máquina del reloj por el dorso, utilizando pegamento universal o cintas adhesivas, o con el método que sea más conveniente según los materiales en uso.

Luego, coloca las manecillas de la máquina del reloj y adhiere a la superficie las piezas modeladas. Una idea para proteger todo es volver a retirar la máquina del reloj y sus manecillas, y barnizar con barniz en aerosol luego de haber dejado secar bien el pegamento.

Y ya tienes listo un reloj de pared hecho en un plato, que simlulará un delicioso platillo de sushi, de bocadillos, galletas... y te dirá cuándo es hora de comer.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer un Reloj de Pared en un Plato de Comida, te sugerimos que visites nuestra sección Manualidades.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social