Cómo hacer un recipiente de hielo

Una gran idea para una noche romántica, en verano y bajo la luz de las estrellas: un recipiente de hielo para decorar la velada.

Cómo hacer un recipiente de hielo

Cómo hacer un recipiente de hielo

Bols de hielo

Un bol de hielo es una original idea con la cual lograremos sorprender a nuestra pareja, si lo realizamos para una noche romántica, o a los invitados si la proponemos en alguna reunión.

Realizarlo es sencillo, solo necesitamos unos cuantos elementos que seguramente encontraremos en nuestro hogar, y un poco de paciencia.

Elementos necesarios para hacer un bol de hielo

Los elementos a utilizar serán:
  • 2 bols o recipientes iguales o de tamaño similar (pueden ser de los pequeños en los cuales servimos generalmente los postres, o mas grandes, la elección dependerá del fin que le demos a nuestra fuente de hielo)
  • Agua
  • Pétalos de rosa o flores pequeñas
  • Congelador o freezer

Con todos los ingredientes a mano, comenzaremos la tarea.

Cómo hacer un recipiente de hielo
Cómo hacer un recipiente de hielo

© Depositphotos.com/Maridav

"Un bol de hielo es una original idea con la cual lograremos sorprender a nuestra pareja, si lo realizamos para una noche romántica, o a los invitados si la proponemos en alguna reunión."

Pasos para realiar un recipiente de hielo

  • Lo primero es colocar agua en uno de los recipientes hasta aproximadamente un poco menos de la mitad. A continuación, colocaremos dentro los pétalos de rosa o las flores pequeñas.
  • Luego, pondremos despacio el segundo recipiente dentro del que tiene el agua y los pétalos. La idea es que el agua del primero llegue a los bordes cuando coloquemos el segundo dentro. Si hemos colocado demasiada agua se puede volcar un poco.
  • Ya colocado un recipiente dentro del otro, con mucho cuidado los introduciremos dentro del congelador hasta que el agua esté completamente congelada.
  • Retiraremos el recipiente antes de servir el postre que colocaremos dentro. Primero retiramos el de arriba y luego procedemos a desmoldar el segundo.
  • Así habremos obtenido un espectacular recipiente de hielo transparente con pétalos en su interior, ideal para servir un postre helado o mousse.
  • Estos adornos durarán un rato en perfectas condiciones, luego comenzarán a derretirse, pero la magia del momento seguirá viva.