Cómo hacer un quitaesmalte casero

Quitaesmalte casero y de emergencias

En el cuidado de las uñas hay ciertos productos que no pueden faltar. Una lima de uñas, esmaltes o barnices, algodones en punta, disco y bolas y, claro: el quitaesmalte. Por eso, y para que nunca pases la emergencia de tener un fallo en el barniz de tus uña, en esta nota aprenderemos a crear nuestro propio quitaesmalte casero.

Receta de quitaesmalte casero

Supongamos que te has quedado sin quitaesmalte y ya están todas las tiendas cerradas. Necesitas quitarte el barniz de uñas que luces para ponerte linda y prepararte para la noche, no tienes tiempo por perder.

Pues bien, ve al botiquín y, con un platito hondo pequeño en mano, toma un poquito de alcohol medicinal común, y agrega una cucharadita de azúcar blanco común. Mezcla bien y colocas sobre una uña, frotando con las yemas de tus dedos en movimientos circulares, una uña a la vez. Esto irá decapando y retirando de a poco el esmalte viejo, eliminándolo, y además, irá haciendo una suave astringencia que limpiará tus uñas quitando las suciedades adheridas casi imperceptibles. Tus uñas quedarán sensacionales y listas para lavarlas con agua y jabón neutro.

Quitaesmalte de emergencia

Esta opción es ideal para las perfeccionistas. Necesitarás un pote contenedor de vidrio o plástico, vacío y limpio, y de preferencia, de boca ancha. Busca también una esponja común (del baño, de la cocina, de limpieza: la que tengas a mano), un rotulador o bolígrafo, y quitaesmalte regular. Por último, consigue un elemento punzante o unas tijeras.

Prepara esta útil herramienta colocando el contenedor de cierre hermético sobre la esponja, y marca con el rotulador el tamaño de la circunferencia, para luego atravesar la punta de la tijera al centro y crear una perforación. Corta la esponja de este tamaño, e insértala dentro del frasco contenedor, para luego verter el quitaesmalte sobrante que poseas. De esta manera, puedes insertar de a uno tus dedos dentro de la esponja, en el corte practicado al centro, para quitar el esmalte de forma magistral.

Quitaesmalte con un rotulador vacío

Para lograr una limpieza ideal del esmalte de uñas que queda en esquinas y bordes, aprovecha un viejo rotulador vacío y seco, bien limpio. Ábrelo y sumerge la esponja o corazón en alcohol, para retirar la tinta restante. Deja secar a la perfección, y vuelve a armar el rotulador o fibrón.

Para usar, simplemente carga la almohadilla cilíndrica con buena cantidad de quitaesmalte y usa sobre tus uñas, repasando bien por los bordes, para dejarlas perfectas.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer un quitaesmalte casero, te sugerimos que visites nuestra sección Maquillaje.

Esta nota te fue útil?
77 valoraciones.
El 64% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social