Cómo hacer un Puff

Los puff, también conocidos como bean bag, son una especie de sillones sin estructura pero muy cómodos, que se adaptan a la forma de nuestro cuerpo. Veamos cómo hacer un puff económico y personal.

Cómo hacer un Puff

¿Qué son los Puff o Bean Bags?

Los puff o bean bags son elementos decorativos ideales para quienes viven en espacios reducidos y con presupuestos limitados, pero que no descuidan ni el confort ni la estética de los ambientes.

En reglas generales, las bean bags son justamente lo que su nombre indica: bolsas de granos. Sin embargo, con el avance de las tecnologías de fabricación, hoy solemos hallarlas sin granos, pero con pequeñas perlas o bolas de telgopor que resultan muy económicas y fáciles de rellenar, o de cambiar cuando se van aplastando con el uso del asiento.

Pasos para crear tu propio puff. Cómo hacer un puff o bean bag. Ideas para hacer un puff en casa.
Los puff son ideales para decorar lofts, monoambientes y hogares con espacios reducidos.

Veamos cómo hacer un puff de los denominados "fiaca".

Un puff en casa para cada estilo decorativo

Podemos elegir casi cualquier material de confección para nuestro puff casero, desde cueros comunes hasta los ecológicos y cuerinas, para un look moderno; los de colores vibrantes serán ideales para un estilo más juvenil y entretenido, e incluso usar algunas lonas blancas que podemos pintar a gusto para un estilo más rústico.

Para hacer el puff vamos a utilizar una gran cantidad de tela, así que la elección también dependerá de su costo. También necesitaremos una tela contenedora, dependiendo de la resistencia de la tela elegida.

Pasos para hacer un puff

Comenzaremos por determinar las dimensiones del puff. Vamos a plantear una base, que bien puede ser redonda, de no menos de 70 centímetros de diámetro. A partir de este círculo de base (preferentemente reforzado) iremos cosiendo, a lo alto, gajos de tela que deberán confeccionar una forma abolsada, con buen espacio interior. Incluso puedes procurar que el espacio sea mayor al del diámetro de la base, para tener mucho más confort y comodidad, casi imitando la forma de la parte superior de un hongo o una media esfera.

Ya lograda esta base, procederemos a rellenar el puff con las perlas de telgopor. Si la tela exterior no fuese lo suficientemente resistente, podemos crear una pieza igual con una tela económica para que sujete mejor las bolitas. Cuando hayamos rellenado bien el puff, le daremos un buen cierre en la abertura superior para que estas perlitas no se escapen con el uso.

Imagen: 1

A continuación, lo único que resta es darle un buen espacio a este cómodo puff hecho en casa, y disfrutarlo a pleno, dejando que las bolitas tomen la forma de nuestro cuerpo para albergarnos. Es ideal para decorar lofts, monoambientes y hogares con espacios reducidos.

"Los puff son elementos decorativos ideales para quienes viven en espacios reducidos y con presupuestos limitados."

'

"Para hacer el puff vamos a utilizar una gran cantidad de tela, así que la elección también dependerá de su costo."